Presidencia de María Estela Martinez de Perón

Thursday, September 21, 2017

La presidencia de María Estela Martinez de Perón fue corta y abarca desde el 1 de julio de 1974 hasta el 24 de marzo de 1976, interrumpido por un golpe de Estado de las Fuerzas Armadas. Al fallecer el presidente de los argentinos, Juan Domingo Perón, en aquel día gris plomizo del 1 de julio, asumió inmediatamente la presidencia de la nación María Estela Martinez de Perón, o Isabelita, como se la conocía popularmente, ya que ella era la vicepresidente que ganara en la fórmula Perón-Perón en las elecciones presidenciales de septiembre de 1973. El período de gobierno de Isabelita, no solamente fue breve sino también sumido en el caos y la violencia de las izquierdas que golpeaban salvajemente a la nación y sociedad argentina por ese entonces.

La herencia recibida

María Estela Martinez heredó dos problemas de extrema gravedad y que tenía que resolverlos eficaz y rápidamente para evitar su caída: por un lado, los mortíferos ataques terroristas de los dos grupos de extrema izquierda más importantes de ese entonces, montoneros y el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), que intentaban su derrocamiento y establecer en el país un gobierno socialista alineado con la Cuba castrista y la Unión Soviética; por el otro, la creciente inflación y recesión, que explotarían en una hiperinflación al año siguiente. Ninguno de estos dos Frankesteins habían sido creados por ella, sino que el destino y las circunstancias políticas y económicas le habían arrojado caprichosamente encima.

Los montoneros eran el ala izquierda del partido justicialista. Sus miembros, a pesar de que habían esperado anciosamente la llegada del viejo caudillo de su exilio en España, se declararon enemigo de Perón, cuando éste se negó a darles cargos en el gobierno y a seguir con los lineamientos revolucionarios de dicha organización terrorista. Como venganza, los montoneros asesinaron a la mano derecha del presidente, José Ignacio Rucci, jefe de la CGT, el 25 de septiembre de 1973 en un ataque sorpresivo donde también fueron acribillados dos custodios y su chofer. Esto provocó una ira política en el presidente, en el ala derecha del partido y, sobre todo en el sindicalismo argentino, que habia perdido a su secretario general. Los ánimos de Perón se exacerbaría en enero de 1974, cuando el ERP atacó la guarnición militar del Ejército Argentino de Azul, donde murieron oficiales y soldados de la unidad. Como consecuencia, Perón ordenaría fuertes medidas contra de la guerrilla y expulsaría a los montoneros del partido y del movimiento justicialista. El 6 de noviembre de 1974, se firmaría el Estado de sitio para darle a las fuerzas armadas y de seguridad la herramienta legal para combatir al terrorismo marxista/maoista.

Al promediar el año 1975, el entonces ministro de economía de la Nación, el ingeniero Celestino Rodrigo, realizaría una brusca devaluación y ajuste para evitar una recesión debido al retraso cambiario y, sobre todo, al gran déficit presupuestario al que se había llegado por el exceso de gasto en el sector público por el desmanejo de los recursos. Esto provocó una espiral inflacionaria que agravaría la situación económica y devoraría el ya alicaído salario del trabajador argentino. Esto generó paros generales de los gremios por demanda de aumentos salariales, pero también desabastecimiento de productos básicos por especulación.

Obra de gobierno

Fue escasa, limitándose a las ayudas sociales con motivos electoralistas y para contrarrestar la propagánda ideológica de izquierda. En 1974, inauguró la central nuclear atucha I, cuya construcción se inició y concluyó en un 90% durante el gobierno militar anterior (Onganía-Lanusse). En materia económica, se destaca la política de control de precios de los productos en almacenes y supermecados y medidas inocuas para combatir la inflación.

Los ministros de María Estela Martinez de Perón

Economía: José Ber Gelbard (que había sido nombrado por Perón), José Gomez Morales, y Celestino Rodrigo.

Ministro del interior: Benito Llambí (hasta agosto de 1974), Alberto Rocamora, Antonio Benitez, Vicente Damasco, Angel Federico Robledo, Roberto Antonio Ares.

Ministro de Bienestar social y salud pública: José López Rega, a quien lo sucede Carlos Villone, quien a su vez es sucedido por Rodolfo Roballos para los últimos tres meses del período.

Ministro de Trabajo: Ricardo Otero, Cecilio Conditi, Carlos Ruckauf, Miguel Unamuno.

Ministro de Defensa: Angel Federico Robledo, Adolfo Savino, Jorge Garrido.

Tipos de munición de fusil

Sunday, September 17, 2017

Los fusiles de asalto y ametralladoras modernas de calibre 7,62 mm utilizan diferentes tipos de munición para diferentes misiones y que tienen diferentes efectos en el blanco a alcanzar. Para diferenciar a los cartuchos, estos tienen en el extremo de la ojiva del proyectíl códigos de colores que van desde el color blanco al negro. La munición con punta sin color es la estándard; con punta de color negro, perforante y atraviesa planchas de acero delgadas; las de color rojo/anaranjado son las trazantes, para corregir puntería y son empleadas en la noche o días de baja iluminación; la munición con punta amarilla son las explosivas; las de punta gris son las perforantes/incendiarias; las de color violeta para franco-tiradores, de precisión y largo alcance; las de puntas anaranjadas con dos bandas doradas son las perforantes-incendiarias de uranio empobrecido, por lo tanto de gran penetración (anti-tanque).


En cambio, el calibre 5.56mm OTAN tiene la punta verde para la identificación de la munición perforante. El calibre 12,7 mm (.50) empleado por la ametralladora Browning emplea la punta roja para la perforante.

Munición trazante en combate nocturno (video)

Munición de fusil perfora acero (video)

Tuesday, September 5, 2017

El color negro en la punta del proyectíl de munición de fusíl es un código identificatorio de la munición perforante disparada por fusiles de asalto. La punta roja pertenece a la munición trazante. En la imagen del video se puede apreciar el efecto que diferentes tipos de munición tienen en las planchuelas de acero que constituyen un riel de ferrocarril (doble T). El mismo es disparado con un fusíl de franco tirador de calibre 12,7 mm (.50) Serbu BFG-50, con bípode, desde unos 100 m de distancia, usando . El fusil es semi automatico, de gas.

Perforando el acero (video)

Bombarderos norteamericanos modernos

Wednesday, August 9, 2017

Para destruir y eliminar blancos enemigos en tierra, la Fuerza Aérea estadounidense cuenta con un poderoso arsenal destructivo de misiles aire-tierra y de bombas inteligentes y convencionales. Estas armas usan como plataformas a los clásicos aviones bombarderos, que incluyen los "estratégicos", que son bombarderos de gran porte y capacidad de carga y con una gran autonomía de vuelo, los aviones de ataque a tierra y los cazabombarderos. Estos últimos son aviones supersónicos polivalentes concebidos originalmente como aviones cazas.

Lista de bombarderos norteamericanos

Stratégicos

B-52 Stratofortress. Entró en servicio en 1955 y ha sido actualizado y reequipado con lo último en armamento y tecnología de detección. Su último modelo, el B-52H, cuenta en su arsenal con los letales misiles cruceros AGM-158 JASSM, bomba inteligente AGM-154 y el misil anti-buque AGM-84 Harpoon. Puede cargar hasta 32.000 kg de bombas y misiles. Se contruyeron un total de 744 aviones B-52, de los cuales unos 110 están operacionales en la versión B-52H.

B-1 Lancer. Se trata de un bombardero supersónico, con una autonomía de 10.000 km y una capaciad de carga de hasta 34.000 kg. Su armemento incluye las bombas inteligentes GBU-31 y GBU-38 y el misil crucero AGM-158.

B-2 Spirit. Es el último bombardero estratégico en ser incorporado. Es un aeronave supersónica que tiene una autonomía de vuelo de más de 11.000 km. Lleva en sus entrañas los mismos misiles y bombas inteligentes que los dos anteriores.

Tácticos/polivalentes

F-15E Strike Eagle. El mismo es una variante del avión caza/interceptor F-15 Eagle. Es una aeronave jet supersónica, armada con misiles cruceros y bombas inteligentes.

F-22 Raptor. Diseñado originalmente como caza/interceptor, el mismo también puede realizar misiones de ataque a blancos en tierra, para las cuales cuenta entre su arsenal con bombas inteligentes GBU-31 y GBU-38.

Aviones de ataque a tierra

A-10 Thunderbolt. Es una aeronave no supersónica, impulsada con dos motores turbo-reactores. Su especialidad es atacar unidades blindadas enemigas, como así también grandes concentraciones de tropas. Para ello cuenta con un cañón de tambor rotatorio GAU-8 de 30mm, misiles AGM-65 Maverick y cohetes Hydra-70. Hay 600 A-10 en servicio activo.

AC-130. Se trata de un avión de carga Hercules, adaptado y armado para atacar blancos en tierra, especialmente para destruir las líneas de suministro y unidades de infanteria enemiga. En sus tres variantes, el Spectre, el Spooky y el Ghostrider, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos cuenta con un total de 47 aviones AC-130, los cuales están armados con un obús de 105mm y cañones de 40 y 20mm, como así también con ametralladoras Gatling de tambor rotatorio GAU-17 (M134 Minigun) de calibre 7,62mm.

Bombarderos norteamericanos en misiones de saturación (video)

Orden cerrado británico (época victoriana)

Thursday, April 14, 2016

Orden cerrado del ejército británico de la época victoriana (segunda mitad del siglo XIX y principios del XX), cuando Gran Bretaña ejercía la hegemonía mundial con un gran imperio que se extendía desde Europa y Africa hasta Asia. La época victoriana fue el período reinante de la reina Victoria, el último soberano de la dinastía Hanover. Este orden cerrado fue realizado por personal civil para los turistas en el Fuerte Rinella de la isla de Malta, replicando exactamente como era la formación con fusil de la infantería del ejército británico de esa época. Para el mismo, se emplea fusil de cerrojo de accionamiento manual Lee-Enfield, calibre .303 (7,7mm). Cabe aclarar que, durante gran parte de este período histórico, el ejército británico usaba uniforme de color rojo, el cual fue cambiado a color khaki recién hacia fines del siglo XIX.

Tercera presidencia de Juan D Perón

El tercer período presidencial de Juan Domingo Perón fue muy breve, desde el 12 de octubre de 1973 hasta el 1 de julio de 1974, debido a su fallecimiento por infarto de miocardio. Sin embargo, el retorno de Perón al poder fue muy complejo, en un año electoral complicado. En lo económico, bajo la dirección de Ber Gelbard, se destaca la fracasada política llamada del Pacto Social, que consistía en el congelamiento de precios y salarios, en un esfuerzo por bajar la alta inflación que se aceleró con el aumento excesivo del gasto pública a partir de ese año.

Elecciones presidenciales de 1973

En octubre de 1972, el presidente de facto, el general Alejandro Agustín Lanusse había convocado a elecciones generales para marzo de 1973. El 18 noviembre de 1972, luego de un largo exilio, Perón regresó a la República Argentina. En su transcurso de su breve visita, se reunió con políticos argentinos, peronistas y radicales, entre ellos Ricardo Balbín, preparando el terreno para su regreso a la vida política.

El peronismo se presentó a la vida política con el nombre de FREJULI (Frente Justicialista de Liberación Nacional), que proclamó la fórmula presidencial Héctor José Cámpora - Vicente Solano Lima, quienes triunfaron en las elecciones del 11 de marzo de 1973 sobre la fórmula del partido radical Ricardo Balbín - Eduardo Gamond.

La presidencia de Cámpora fue breve y nefasto, ya que el mismo estaba vinculado más a los montoneros, grupo extremista de izquierda del partido, que al propio peronismo. Por lo tanto, como presidente, tomó una medida muy importante, pero nefasta para la vida del país, como fue la liberación de todos los presos de las cárceles del país que él consideraba "políticos", pero que en realidad eran reos por procesos penales grabes, como secuestros, asesinatos, asalto a bancos y copamientos de unidades militares. La liberación de los presos tuvo lugar a partir del 1 de mayo de 1973. Estos grupos extremistas exigirían luego a Perón un alineamiento ideológico con el castrismo-cheguevarista cubano.

El 20 de junio de 1973, Juan Domingo Perón regresó definitivamente a la República Argentina en medio de un enfrentamiento sangriento entre el ala derecha de Perón y los montoneros, quienes atacaron con armas de fuego. Por lo ya pactado de antemano y por la gran presión política, renunciaron a sus altos cargos Héctor Cámpora y Solano Lima el 13 de julio de ese año, con el objeto de permitir a Perón acceder al poder. Por breve tiempo, el presidente de la cámara de diputados, Raúl Lastiri, pasó a ejercer el Poder Ejecutivo.

Fue convocado un nuevo acto eleccionario. El 23 de septiembre 1973 se impuso por segunda vez el FREJULI, con la fórmula Juan Domingo Perón - María Estela Martínez sobre la fórmula del partido radical, línea nacional, Balbín - Fernando de la Rúa.

Como respuesta a la victoria de Perón y la negativa de éste de alinearse con la izquierda y de darles cargos en el futuro gobierno, el 25 de septiembre, dos días después de las elecciones, los montoneros asesinaron a José Ignacio Rucci, a su chofer y a dos custodios, en una operación terrorista autodenominada "operación traviata".

El 12 de octubre de 1973, Juan Domingo Perón asumió por tercera vez la presidencia de la República Argentina. En junio de 1974 enfermó de gravedad, el día 30 delegó el poder en la vicepresidenta, falleciendo el día 1 de julio de 1974.

Presidencias de Onganía y Lanusse

Wednesday, April 13, 2016

El período de gobierno de facto de las presidencias de los generales Juan Carlos Onganía, Roberto Marcelo Levingston y Alejandro Agustín Lanusse fue llamado la "Revolución Argentina". Luego de que el presidente constitucional Arturo Illia fuera depuesto en un golpe institucional el 28 de junio de 1966, se hizo cargo del gobierno argentino el Tte Gral Juan Carlos Onganía, a quien entregaron el poder los tres comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas.

El nuevo presidente ocupó el alto cargo sin limitaciones en el poder, siendo una de las primeras disposiciones del nuevo régimen, autodenominado Revolución Argentina, fue a dar a conocer un Acta que decretó la destitución de las autoridades nacionales salientes, disolviendo el parlamento nacional y las legislaturas provinciales, separando también de los cargos a los miembros de la Corte Suprema de Justicia. El mismo documento puso en vigencia el Estatuto de la Revolución Argentina, cuyos diez artículos tenían prioridad sobre la Constitución Nacional y al que debía sujetarse el nuevo gobierno.

Obra de Gobierno de la Revolución Argentina

Sin determinar un límite en la duración de su mandato, Juan Carlos Onganía dividió el proceso revolucionario en tres etapas: primero la económica, luego la social, y finalmente la política. El plan económico se orientó para lograr una estabilidad monetaria, disminuir la inflación y nivelar el presupuesto. Para lo primero, se creó a mediados de 1970 una nueva moneda: el Peso Ley 18.188, que reemplazó al Peso Moneda Nacional que había sido creado durante la segunda presidencia de Roca.

Algunos de estos objetivos fueron alcanzados, mientras se iniciaron y se concluyeron obras de gran envergadura. En este último aspecto deben mencionarse la obra hidroeléctrica Chocón-Cerros Colorados y la primera planta nuclear de generación de energía eléctrica de Atucha; también se terminó el tunel subfluvial entre las ciudades de Santa Fe y Paraná. En materia de vialidad, se construyeron nuevas rutas en todo el país, siendo mejorados los accesos a la Capital Federal.

En el orden social fue creciente el malestar que originó la aplicación del plan económico. El año 1969 indicó el comienzo de una escalada de violencia; en mayo de ese año hubo una gran protesta social en la provincia de Córdoba, conocido como el cordobazo, cuyas facetas violentas fueron atizadas por elementos de extrema izquierda. A fines de mayo de 1970, Onganía declaró que su gestión de gobierno, para tener éxito, debería prolongarse varios años. Esta actitud y el secuestro y posterior asesinato en una cárcel del pueblo (centro clandestino de detención de montoneros) del ex presidente Pedro Eugenio Aramburu precipitaron la caída del gobierno. El 8 de junio la situación hizo crisis y el presidente Juan Carlos Onganía debío renuncia ante el requerimiento de la Junta de Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Presidencias de Levingston y Lanusse

Según lo dispuesto por el Estatuto de la Revolución Argentina, la dimisión se interpretó como un relevo y entonces la Junta Militar designó presidente de la República al General Roberto Marcelo Levingston, que cumplía una misión en Washington y regresó al país y juró el 18 de junio. Se inició así la "segunda etapa" de la Revolución Argentina. Sin embargo, debido a desacuerdos con la Junta de Comandantes en Jefe, Levingston debió renunciar en la madrugada del 23 de marzo de 1971.

El 26 de marzo, el Tte General Alejandro Agustín Lanusse asumió la presidencia de la República, con retención del cargo de Comandante en Jefe del Ejército Argentino. Con el nuevo mandatario comenzó la "tercera etapa" de la Revolución Argentina y el nuevo presidente manifestó su voluntad de llevar a término el proceso destinado a normalizar la vida institucional del país. Se estableció un calendario electoral y el partido Justicialista obtuvo la personería política.

En octubre de 1972, el gobierno convocó a elecciones para marzo del año siguiente. Un mes después y luego de largo exilio, el 18 de noviembre, retornó al país el ex-presidente Juan Domingo Perón, quien en el transcurso de su corta permanencia se reunió con dirigentes políticos.