Antiguo Egipto

Thursday, January 8, 2009

El Antiguo Egipto fue una civilización que se originó en la Edad Antigua a lo largo del cauce medio y bajo del río Nilo, y que alcanza tres épocas de esplendor faraónico en los periodos denominados: Imperio Antiguo, Imperio Medio, e Imperio Nuevo. Alcanzaba desde el delta del Nilo en el norte, hasta Elefantina, en la primera catarata del Nilo, en el sur, llegando a tener influencia desde el Éufrates hasta Jebel Barkal, en la cuarta catarata del Nilo, en épocas de máxima expansión.

Imperio Antiguo

El Imperio Antiguo de Egipto, también llamado Reino Antiguo, es el periodo de la historia del Antiguo Egipto comprendido entre c. 2700 y 2200 a. C. Lo integran las dinastías III, IV, V y VI.[] El Imperio Antiguo forjó y consolidó el sistema político, cultural y religioso, surgido durante el periodo protodinástico, con la aparición de una monarquía cuyos rasgos más notables son la divinización absoluta del faraón y un poder político fuertemente centralizado.

Esta época surge marcada por la influencia del faraón Dyeser, también conocido como Necherjet, quien traslada la capital a Menfis y extiende el Imperio Egipcio por Nubia y el Sinaí. Aunque más importante que Dyeser fue su visir Imhotep, un sabio, arquitecto diseñador de la pirámide escalonada de Saqqara, sumo sacerdote del dios Ptah, posteriormente divinizado. También las grandes pirámides atribuidas a los faraones Keops, Kefrén y Micerino se datan en este periodo.

Tras el largo reinado del faraón Pepy II, y ante la debilidad del poder real, los nomarcas (gobernadores de los nomos) se hacen fuertes, y convierten su cargo en hereditario. Entonces Egipto vivirá un periodo con sistema político fuertemente descentralizado, denominado por los historiadores Primer periodo intermedio.

Imperio Medio de Egipto

El Imperio Medio, también llamado Reino Medio (c. 2040 - 1795 a. C.) se inicia con la reunificación de Egipto bajo Mentuhotep II, a mediados de la dinastía XI, dando fin al denominado primer periodo intermedio de Egipto. Está época comprende la segunda parte de la dinastía XI y la dinastía XII.[] Le siguió el segundo periodo intermedio de Egipto.

A pesar de la unificación, bajo los gobernantes tebanos, los nomarcas seguían teniendo bastante poder dentro de sus tierras en los comienzos del periodo. El primer objetivo de Mentuhotep, después de conquistada la ciudad de Heracleópolis, fue lograr la dominación efectiva en todo el reino. Para ello realizó una serie de intervenciones políticas en los nomos, deponiendo a gobernadores desleales o rebeldes, reemplazándolos por hombres fieles, directamente designados por el faraón, o asegurándose la sumisión de otros, sin destituirlos, y premiando a los adictos. Subordinó el nomo de Heracleóplis (rival de Tebas durante el periodo intermedio) al de la ciudad vecina de Heliópolis, antiguo centro religioso.

Imperio Nuevo de Egipto

Con el nombre de Imperio Nuevo se conoce al periodo histórico que comienza con la reunificación de Egipto bajo Ahmose I (c. 1550 a. C.) y que termina hacia el 1070 a. C. con la llegada al trono de los soberanos de origen libio. Lo componen las dinastías XVIII, XIX y XX. Transcurre entre el Segundo periodo intermedio, y el Tercer periodo intermedio de Egipto. Las dos últimas dinastías, XIX y XX, se agrupan bajo el título de periodo ramésida.

Ahmose I (1550-1525 a. C.), a pesar de ser descendiente directo de los gobernantes de la XVII dinastía tebana, es considerado el primer soberano de la dinastía XVIII porque era el unificador de Egipto. Este rey prosiguió su actividad militar en Asia, al poco tiempo tomó la ciudad de Sharuhen (en la actual franja de Gaza). Esta región tenía gran importancia geopolítica y económica, ya que controlaba el principal paso de Egipto hacia el norte, en la franja costera.