Fenicia

Friday, January 9, 2009

Los fenicios eran un pueblo de origen semita que ocuparon una estrecha franja de tierra de 200 kilómetros de largo por 50 kilómetros de ancho, comprendida entre la cordillera del Líbano y el mar Mediterráneo. Limitaba al sur con el Monte Carmelo y al Norte con la actual Siria. Se dedicaron al comercio y llegaron a ser prósperos mercaderes.

Los fenicios se asentaron en la costa fundando poblaciones que llegaron a ser ciudades-estados muy prósperas como Biblos, Sidón, Tiro. A lo largo de la historia de Fenicia se pueden distinguir tres períodos que corresponden a distintas épocas de predominio y decadencia de esas ciudades.

Biblos (2800 a 1600 a.C.): En la primera épocas de formación la ciudad más importante de Fenicia fue el puerto de Biblos, que mantenía relaciones mercantiles y religiosas con Egypto. En el siglo XVI antes de Cristo debio someterse al poder de los faraones, lo que motivó su decadencia.

Sidón (1600 a 1200 a.C.): La ciudad de Sidón se levantaba sobre un promontorio rocoso y contaba con un puerto de aguas profundas. La dominación de los Egipcios no alteró su expansión, sino que más bien la benefició. Los sidonios llegaron con sus naves hasta la isla de Chipre y Rodas, se aventuraron por el mar Egeo y también por el mar Negro. Este dominio declinó cuando los griegos los desalojaron del mar Egeo y al mismo tiempo los filisteos pusieron sitio a Sidón y la destruyeron en el (siglo XI a. C.).

Tiro (1200 a 700 a.C.): La ciudad yacía sobre dos islotes rocosos a un kilómetro de la costa, y protegida de esta forma de los ataques terrestres. Tiro fue continuadora del poder de los sidonios. Sus navegantes extendieron el dominio hasta el Mediterráneo Occidental en cuyas costas fundaron colonias. La principal de ellas fue Cartago en la costa norte de Africa. Si bien no efectuaron conquistas militares, las factorias que erigieron a lo largo del litoral mediterráneo les produjeron grandes beneficios. El apogeo de Tiro duró cincos siglos, en cuyo transcurso la ciudad fue un verdadero emporio de riquezas y centro de intercambio comercial entre Oriente y Occidente.

Organización política y social: Las ciudades estuvieron gobernadas por un monarquía hereditaria. El rey tenía caracter divino, aunque su poder se hallaba limitado por un consejo de ancianos integrado por comerciantes ricos. A veces el consejo delegaba sus funciones en un magistrado llamado "sufete" y que era designado por el rey. El sufete tenía a su cargo la administración civil de la ciudad. La sociedad fenicia estaba compuesta por una aristocracia de comerciantes ricos y traficantes de esclavos; habían también industriales o artesanos; los obreros y marineros constituían la clase más baja.

Religion: La religión de los fenicios fue politeísta y consistió en una idolatría cruel y sensual. Adoraban a los astros y elementos de la naturaleza a los que atribuían poderes divinos y misteriosos. Sus dos dioses principales fueron Baal, que era una divinidad masculina representada por el sol, Baalit que era una diosa representada por la luna. Cada ciudad tenía su Baal local con atributos y características particulares.