Iberos

Friday, January 30, 2009

Los íberos fueron un grupo de pueblos que habitaron el sur y el este de la península Ibérica entre los siglos VI a.C. y II a.C. y que, pese a su diversidad, manifestaron características comunes, probablemente como consecuencia de su prolongado contacto con los pueblos comerciantes del Mediterráneo como los púnicos y griegos.

Los íberos llegaron a la España prerromana en el periodo Neolítico, y su llegada se data desde el quinto milenio antes de Cristo al tercer milenio antes de Cristo. La mayoría de los estudiosos que adoptan esta teoría se apoyan en evidencias arqueológicas, antropológicas y genéticas estimando que los iberos procedían de las regiones mediterráneas situadas más al este.
Los iberos diferían entre sí en función de su ubicación en el litoral o en el interior, cerca de los asentamientos griegos de Cataluña o de los púnicos de Andalucía y Levante, de su mayor o menor grado de urbanización, de su forma de gobierno monárquica o aristocrática, de su dedicación prioritaria a la agricultura, ganadería, minería o comercio, entre otras muchas variables.

Los griegos dieron a la península el nombre de Iberia y a pesar de la enorme diversidad de culturas, reinos, lenguas y tribus que poblaban la península por aquel entonces, llamaron iberos a todos sus habitantes quienes hablaban una lengua no indoeuropea cuyo origen es incierto.

Los íberos establecían sus amurallados poblados cerca de los ríos, en zonas elevadas para facilitar su defensa. Las casas tenían planta rectangular y se alineaban formando calles. Se organizaban en tribus, muchas de ellas gobernadas por una rey o régulo. Los nobles eran los propietarios de las mejores tierras. Por debajo de estos se situaban los guerreros que tenían mucho prestigio. la mayoría de la población estaba formada por campesinos, comerciantes y esclavos.