Pages

Thursday, January 29, 2009

Los Tartesios

Los Tartesios fue un reino de la España prerromana que ocupaba la región occidental de la actual Andalucía y que tuvo su período de máximo florecimiento entre los siglos VII y VI a. C. El primer estado peninsular del que se tienen noticias es el estado tartesio.

Los tartesios vivían en el valle del Guadalquivir desde antes de la edad del bronce, a finales del segundo milenio anterior a nuestra era. Constituyeron el primer estado organizado de la Península Ibérica y adquirieron una extraordinaria personalidad política y cultural.

Su capital, también llamada Tartessos, descubierta por los griegos hacia el 630 a.C. y, más tarde, por los fóceos, que fundaron una colonia, estaba situada a poca distancia de la desembocadura del gran río bético.

La primera fuente histórica que alude a Tartessos es la Historia de Heródoto, del siglo V a. C., que habla del rey Argantonio, que significa Hombre de plata, y su incontable riqueza, sabiduría y generosidad. Una más tardía data del siglo IV, del escritor romano Rufo Festo Avieno, que escribió una obra titulada Ora maritima, poema en el que se describen las costas mediterráneas. Aunque el origen de los tartesios es desconocido, se les atribuye una procedencia etrusca.

La forma de gobierno de los Tartesios era la monarquía y poseían leyes escritas en verso en tablas de bronce desde tiempo inmemorial. Era una monarquía como las del resto del Mediterráneo, con sede en una ciudad desde la que controlaba todo el territorio.

La base de la economía de los Tartesios era la agricultura, la ganadería y la pesca. Se especializaron sobre todo en el cultivo de cereales, usando las técnicas importadas de los fenicios, sin olvidar las huertas y los frutales. Sin embargo, la riqueza por excelencia fueron los metales, especialmente el oro, la plata y el estaño.