Pages

Friday, February 27, 2009

Batalla de Caporetto

La Batalla de Caporetto fue una batalla de la Primera Guerra Mundial disputada entre el Ejército Italiano y las fuerzas austro-húngaras (reforzadas con unidades alemanas), desde el 24 de octubre al 9 de noviembre de 1917, en el valle del río Isonzo, en la actual Eslovenia. En este encuentro bélico las tropas italianas sufrieron un duro revés, y como consecuencia el comandante italiano Luigi Cadorna fue removido de su cargo.

Debido a que las líneas austro-húngaras estaban a punto de colapsar en el sector de Gorizia, el comandante alemán Paul von Hindenburg acceptó la sugerencia de su par austríaco, el comandante Arz von Straussenberg, de lanzar una operación combinada para aliviar a ese sector de las defensas austríacas. Inicialmente la ofensiva fue planeada para el mes de septiembre, pero fue postpuesta para octubre. Se usaría neuve divisiones austríacas, suplementadas con siete alemanas, para formar el 14º Ejército al mando de Otto von Below.

La Batalla de Caporetto comenzó a las 02:00 horas de la mañana del día 24 de octubre de 1917, en un frente de 25 km, con intenso bombardeo de artillería sobre las líneas italianas. El ataque fue encabezado por unidades especiales de asalto alemanas. Debido a la espeza niebla, los italianos fueron tomados completamente por sorpresa. Los comandos alemanes abrieron una gran brecha en las líneas defensivas del 2º Ejército Italiano.

Como parte de las tácticas de infiltración, las tropas alemanas que encabezaban el ataque, hicieron uso intensivo de granadas de mano y lanzallamas. Al final del primer día los alemanes seguidos por los austríacos habían avanzado 24 km. Aunque los italianos rechazaron algunos ataques laterales, el centro collapsó ante la embestida alemana.

Ante esta situación, el alto mando italiano sacó tropas de otros puntos de las líneas defensivas para reforzar el centro que se abría cada vez más. Esto hizo que los austro-alemanes lanzaran otros ataques a los sectores donde se retiraron unidades italianas. El comandante de las tropas italianas en Caporetto, Luigi Capello, al ver que sus unidades estaban mal preparada para este tipo de ataque, pidió autorización a su comandante, Luigi Cadorna, para retroceder hacia el Tagliamento. Esto fue denegado por Cadorna quien creía que podía aun reagrupar a sus tropas, ya desperdigadas, y resistir el embate.

Finalmente, el 30 de octubre, Luigi Cadorna ordenó a la majoría de las tropas italianas retroceder hacia el otro lado del río Tagliamento, lo cual les llevó cuatro días para cruzarlo debido al intenso fuego enemigo. El 2 de noviembre de 1917, una división alemana logró establecer una cabezera de playa en dicho río. Sin embargo las líneas de abastecimiento y logística del 14º Ejército Austro-Húngaro-Alemán no podían mantener el flujo constante de suministro debido a la rapidez del avance.

Esto fue aprovechado por el comandante italiano quien ordenó una nueva retirada hacia el río Piave. Esta retirada se pudo concluir el día 10 de noviembre, marcando el fin de la Batalla de Caporetto, ya que los austro-alemanes no reanudaron sus ataques debido a la falta de capacidad de su logística para mantener el suministro fluido al rítmo del avance de la infantería.

En Caporetto las pérdidas italianas fueron enormes: 12.000 muertos, 20.000 heridos, y 240.000 prisioneros en manos de los alemanes. Los italianos también perdieron gran cantidad de material bélico como 2.000 cañones, y más de 3.000 ametralladoras.