Batalla de Lieja

Friday, February 6, 2009

La Batalla de Lieja fue una batalla de la Primera Guerra Mundial, la cual tuvo lugar en ciudad belga de Lieja desde el 4 al 16 de agosto de 1914, entre el ejército alemán y el ejército belga. La Batalla de Lieja fue la primera batalla de la Gran Guerra, durante la invasión alemana a Bélgica que formó parte de la estrategia alemana concebida dentro del Plan Schlieffen el cual establecía un golpe demoledor a Francia, invadiéndola a través de los Países Bajos y Luxemburgo para luego concentrar todo el esfuerzo bélico en el frente oriental para derrotar a Rusia.

La ciudad de Lieja era la puerta de entrada a Bélgica y estaba rodeada por una docena de fuertes. Estos fuertes estaban principalmente bajo tierra, eran de hormigón armado cuyas paredes tenían entre 2 y 2,50 metros de expesor, sobresalían en la superficie como montículos de tierra, y estaban armados con obuses de gruesos calibres y ametralladoras. El río Mosa fluía a través de profundas barrancas lo que le daba a la ciudad una gran barrera natural para el avance alemán.

Una fuerza especial de tarea de 60.000 hombres del Segundo Ejército Alemán bajo el mando de Otto von Emmich tenía como misión tomar la ciudad de Lieja. Esta fuerza de tarea cruzó la frontera belga a las 08:00 de la mañana del día 4 de agosto de 1914. Luego una unidad montada procedió a cruzar el río Mosa, pero se encontró que los puentes habían sido destruidos. Sin embargo otra unidad de caballería logró cruzar el río en la parte norte, a la altura de Visé donde se toparon con tropas de la Segunda Brigada Belga, la cual después de una escaramuza, retrocedió hasta la línea de fuertes.

La Tercera División Belga custodiaba la ciudad detrás de líneas defensivas que exitosamente rechazaron varios ataques de la infantería alemana que intentaba pasar a través de las fortalezas. Un osado e intempestivo ataque al fuerte Barchón fue rechazado con gran número de baja debido al fuejo de ametralladora y artillería. Esto forzó al Segundo Ejército Alemán a realizar el primer raid aéreo usando un Zepelín desde donde se bombardeó algunas fortificaciones.

Mientras tanto la caballería alemana que había cruzado el Mosa al norte se dirigió hacia el sur desde Visé para rodear Lieja. Con la ciudad rodeada y bajo el constante asedio de la infantería alemana, el general belga Leman ordenó la retirada hacia el oeste de la ciudad para unirse con otras unidades del ejército belga.

El general del Estado Mayor Alemán Erich Ludendorff a cargo de la 14º brigada de infantería del Segundo Ejército Alemán logró infiltrar sus tropas a través de las fortalezas. En el fragor de la batalla con grito de guerra en sus gargantas, arremetió la infantería alemana profundamente entre las fortificaciones, haciendo detonar explosivos y granadas en los agüjeros de concreto. La 14º brigada finalmente tomó el centro de la ciudad el 7 de agosto. Sin embargo algunas fortificaciones externas seguían resistiendo.

El día 9 de agosto el fuerte Fleron fue sacado de acción, y el día 10 la infantería alemana tomó por asalto el fuerte Barchon. Para arrasar las fortificaciones los alemanes tuvieron que emplear la artillería pesada. Esta incluía el obús Gran Bertha de 420 mm y morteros de 305 mm. Uno por uno los fuertes restantes fueron destruido. El día 15 de agosto el general belga Gerard Leman fue herido cuando cayó el fuerte Loncin y fue llevado inconciente para luego ser prisionero de los alemanes. Finalmente la última fortaleza, el fuerte Boncelles, capituló el 16 de agosto de 1914, poniendo fín a la Batalla de Lieja.