Batalla de Tannenberg

Thursday, February 19, 2009

La Batalla de Tannenberg fue una batalla de la Primera Guerra Mundial disputada entre el Ejército Alemán y el Ejército Ruso, desde el 26 al 30 de agosto de 1914. Este encuentro bélico tuvo lugar en Prusia del Este, cerca de Allenstein. La Batalla de Tannenberg se destacó por el desplazamiento de cuerpos de ejército completo por tren.

Al comenzar la guerra, los alemanes consideraban que Rusia era la amenaza principal. La idea del Plan Schlieffen era que había que derrotar primero a Francia en el frente occidental lo antes posible para luego concentrar todo el esfuerzo bélico en el frente oriental transportando los ejércitos alemanes hacia Prusia. Pero los rusos organizaron su gran ejército más rápido de lo previsto. Los alemanes apenas habían comenzado las acciones en el frente occidental contras los belgas y franceses cuando los rusos decidieron atacar Prusia del Este. Para defenderla, los alemanes solo contaban al comienzo de las hostilidades con el 8º Ejército al mando del General Maximiliano von Prittwitz.

La incursión rusa en el territorio aleman consistía de dos brazos o puntas. El General Samsonov había comenzado a llevar su 2º Ejército Ruso hacia la esquina sudoeste de Prusia del Este mientras que el General ruso Rennenkampf (de origen alemán) avanzaba hacia el noreste con el 1º Ejercito Ruso. Los dos ejércitos planeaban atacar el 8º Ejército Alemán de Prittwitz en una acción combinada. Rennenkampf haría una asalto frontal mientras que Samsonov llevaría a cabo una maniobra envolvente para atacar al 8º Ejército Alemán desde atrás.

Sin embargo, el General ruso Rennenkampf hizo unas modificaciones al plan inicial de batalla. Luego de un primer encuentro facil con el 8º Ejército, que dió lugar a la Batalla de Gumbinnen, se detuvo para reagrupar sus fuerzas. El General Prittwitz ordenó al 8º Ejército seguir retrocediendo hasta el Río Vistula por temor a una maniobra envolvente. Cuando el Jefe del Estado Mayor Alemán Helmuth von Moltke se enteró de la noticia reemplazó a Maximiliano von Prittwitz por Paul von Hindenburg con Erich Ludendorff como su auxiliar.

Ni bien había arrivado a Prusia del Este, Paul von Hindenburg ordenó detener la retirada, optando por autorizar un plan de acción militar preparado por Max Hoffmann. El proponía que tropas de caballería iniciarían un movimiento de distracción en las inmediaciones del Río Vistula. La intención era confundir a Rennenkampf, quien había tomado distancia de Samsonov por cuestiones personales.

Mientras tanto el 1º Cuerpo de Ejército, al mando de Hermann von Francois, fue transportado por ferrocarril hacia el sudoeste de Prusia para enfrentar el ala izquierda del 2º Ejército de Samsonov. Otros dos Cuerpos debía dirigirse hacia el sur para enfrentar el ala derecha del 2º Ejército. Y un 4º Cuerpo debía permanecer en los alrededores del Vistula para enfrentar el centro del ejército de Samsonov cuando este girase hacia el norte.

Samsonov que tenía muchos problemas de comunicación no sabía que Rennenkampf había decidido detenerse y creyó que 1º Ejército ruso al mando de este último continuaba su avance hacia el sudoeste como lo planeado. Creyendo esto, Samsonov dirigió su ejército de doce divisiones en dirección noroeste hacia el Vistula.

El 22 de agosto de 1914, el grueso del 2º Ejército de Samsonov alcanzó la primera línea alemana. Luego de una pequeña escaramuza, los alemanes retrocedieron un poco y las tropas de Samsonov continuó el avance hacia la trampa que le habían tendido los alemanes.

El 25 de agosto Ludendorff ordenó al General alemán Francois que inicie el ataque en el ala izquierda del ejército de Samsonov que se encontraba cerca Usdau. Francois decidió esperar hasta el 27 pues aun no le llegaban las municiones de artillería. Mientras tanto Hoffmann interceptó dos mensajes rusos de Rennenkampf y Samsonov. El primero mostraba el desencuentro personal y la antipatía que existía entre ambos generales rusos, el segundo mensaje delataba los planes de Rennenkampf, los cuales no eran precisamente como lo planeado, de seguir avanzando y luego girar hacia el sur para encontrarse con el 2º Ejército de Samsonov en un movimiento de pinzas, sino que continuaria hacia el oeste.

El 26 de agosto, el XVII Cuerpo del 8º Ejército Alemán comenzó las acciones contra dos divisiones del 2º Ejército Ruso cerca de Seeburg y Bischofstein, haciendolas retroceder en desorden. De esta manera el flanco derecho del 2º Ejército Ruso estaba abierto. Mientras el centro de este ejército ruso continuaba avanzando sin mayor oposición, el General Hermman von Francois empenzó el ataque en el ala izquierda del mismo el día 27 de agosto. La artillería tuvo un papel decisivo, puesto que en la noche del 27 de agosto el ala izquierda estaba en retirada.

Para ayudar el ala izquierda, Samsonov ordenó al centro de su ejército que girara hacia el sudoeste para evitar el colapso. En la noche del día 28 de agosto el peligro que cernía al 2º Ejército era evidente. Ambos flancos estaban en retirada desordenada, mientras que el centro estaba ciendo atrapado en un movimiento de pinzas. Ante esta situación Samsonov ordenó una retirada hacia el sudeste para reagrupar sus fuerzas en la frontera.

Mientras tanto, Francois avanzó hacia el este para formar una línea al sur de los rusos entre Niedernburg y Willenburg, directamente en su línea de retirada. Al mismo tiempo el XVII Cuerpo del 8º Ejército Alemán, que se encontraba en el norte, se dirigió hacia el sudoeste para unirse a él. Al día siguiente el centro del 2º Ejército Ruso se encontró con estas tropas y se dieron cuenta que estaban rodeados y el día 29 de agosto los rusos fueron machucados por la artillería de Francois.

Las acciones de distracción de la caballería alemana contra el 1º Ejercito Ruso de Rennenkampf en el norte había sido efectiva. Otras unidades rusas fueron disperdigadas por doquier. Al promediar el día 30 de agosto, el 2º Ejército Ruso de Samsonov estaba destruido con muchas unidades huyendo despavoridas, con el armamento abandonado en el campo de batalla. A Samsonov se le vino la noche bien negra y se encontró solo en un bosque, donde tomo la decisión de suicidarse.

En la Batalla de Tannenberg 95.000 tropas rusas fueron hechas prisioneras; murieron 30.000 rusos, y 10.000 escaparon. Los alemanes sufrieron solo 5.000 muertos y 15.000 heridos, pero capturaron 500 cañones rusos.