Batalla de Verdun

Monday, February 9, 2009

La Batalla de Verdun fue la batalla más larga y más intensa de la Primera Guerra Mundial donde se enfrentó el Ejército Francés contra el Ejército Alemán. Esta batalla se desarrolló en un terreno irregular de pequeñas colinas al norte de la ciudad de Verdun a orillas del río Mosa en el noreste de Francia, entre el 21 de febrero y el 15 de diciembre de 1916.

La Batalla de Verdun tiene sus raíces en una carta enviada al Kaiser Guillermo II por el Jefe del Estado Mayor Alemán Erich von Falkenhayn en la Navidad de 1915. En esta carta, Falkenhayn escribió que la clave para ganar la guerra no estaba en el frente oriental sino en el frente occidental. El argumentó que si Francia era derrotada en una gran batalla, Gran Bretaña acceptaría firmar la paz bajo condiciones impuesta por Alemania. El general Falkenhayn proponía una campaña submarina irrestricta en contra de los barcos mercantes que aprovisionen a Gran Bretaña para "hambrearla", y un golpe devastador en contra del Ejército Francés en una gran batalla para "sangrar" a Francia y obligarla a rendirse. El Kaiser acceptó la propuesta de Erich Falkenhayn quien eligió la fortaleza de Verdun, símbolo emblemático de los frances.

La tarea de sitiar Verdun recayó en el 5º Ejército Alemán al mando del príncipe heredero Guillermo, quien originalmente planeó tomar el pueblo desde ambos lados del río Mosa. Falkenhayn rechazó esta estrategia porque temía grandes bajas, y prefirió un asalto sobre el flanco este.

Originalmente el asalto a Verdun fue programado para el 12 de febrero de 1916, pero debido a las inclemencias del tiempo, lluvias y vientos fuertes, se lo postpuso por una semana. Finalmente la batalla se inició el día 21 de febrero a las 07:15 de la mañana con un bombardeo de artillería de diez horas donde se dispararon alrededor de 1.000.000 de proyectiles usando 1.200 cañones y obuses de mediano y gran calibre. Este incesante martilleo de la artillería fue el ablandamiento de terreno más largo hasta ese entonces y el ruido que producía se propagaba por la tierra como un estruendo estremecedor hasta más de 160 km de distancia.

La masiva descarga de artillería fue seguida de un ataque de tres cuerpos del 5º Ejército, el 3ro, 7º y 18º. En la Batalla de Verdun, los alemanes usaron lanzallamas por primera vez para tomar las trincheras francesas. Tropas de asalto (comandos), usadas por primera vez, encabezaban el ataque con granadas en mano. Las tácticas de uso de artillería combinado con ataques comando de la infantería, sobre todo en esa escala, era algo nuevo para los franceses quienes perdieron mucho terreno al comienzo.

Al promediar el día 22 de febrero, las tropas de choque alemanas habían avanzado 5 km, capturando el Bosque de Caures, haciendo retroceder a los franceses hasta Samogneux y Beaumont. El 24 de febrero los defensores franceses del XXXº cuerpo volvieron a retroceder, pero ya desde la segunda línea de defensa y fueron salvados del desastre por el XXº cuerpo al mando del general Balfourier. El general Castelnau se dirigió al Comandante en Jefe, el general Joseph Joffre, y le pidió que mande al sector de Verdun al 2º Ejército Francés al mando del general Philippe Petain.

En el anochecer del 24 de febrero, el Regimiento 24º de Infantería de Brandenburgo, penetró en el fuerte Douaumont, el cual era una pieza importante en el sistema de fortificación francés y que se econtraba a unos cuatro km del pueblo homónimo. El primer grupo de asalto en encontrar la entrada al fuerte fue encabezada por el Sargento Kurze, secundado por otros aguerridos grupos comandos del Regimiento 24º encabezado por el Tte 1ro Von Brandis y el Capitan Haupt quien tomo el mando del fuerte.

El General Philippe Petain fue puesto al mando de la defensa de Verdun y ordenó al 2º Ejército Francés que se diriga inmediatamente al sector de la batalla. El 29 de febrero, la intensa nevada y la tenaz resistencia del Regimiento de Infantería 33º francés hicieron que los alemanes disminuyeran la marcha. Esto dió tiempo a los franceses para traer a Verdun 90.000 hombres de refuerzo y 23.000 toneladas de municiones desde Bar-le-Duc por la única vía ferrea disponible, conocida como la "Vía Sacra" ("Voi Sacrée).

Los atacantes alemanes habían perdido covertura efectiva de su artillería, pués habían avanzado demasiado rápido en relación a sus obuses. Con el campo de batalla convertido en un mar de lodo debido a la nevada y al intenso fuego de artilleria, se hacía muy difícil para los alemanes mover las pesadas piezas de artillería por el fango. Cada nuevo avance hacia la ciudad de Verdun se le hacía más costoso para el 5º Ejército Alemán. Cuando finalmente el pueblo de Douaumont había sido capturado el 2 de marzo por la infantería alemana, cuatro regimientos habían sido destruidos.

Al no poder seguir avanzando frontalmente, los alemanes resolvieron atacar por los flancos. El 6 de marzo atacaron la colina "Le Mort-Homme" (El Hombre Muerto) y el 20 de marzo la "Cote 304". Para esto los alemanes utilizaron 800 piezas de artillería y dispararon unos 4.000.000 de proyectiles. Después de un intenso combate El Hombre Muerto fue tomado finalmente el 10 de marzo, y la Cote 304 el día 11. En este exitoso avance también fueron tomado los pueblos de Cumieres y Chattancourt.

Durante el mes de mayo de 1916, el acontecimiento principal en la Batalla de Verdun fue el fallido intento francés de recapturar el Fuerte Douaumont. El ataque había sido planeado por el General Robert Nivelle e involucraba tres divisiones de infantería apoyadas por 300 cañones. El asalto comenzó el 22 de mayo después de un masivo bombardeo de artillería. Tres días más tarde, el ataque había fracasado con un gran número de bajas francesas.

El próximo movimiento táctico alemán en la margen derecha del Mosa fue continuar avanzanco hacia el sur. El 21 de junio tropas de asalto alemanas tomaron los pueblos de Thiaumont y Fleury, que yacían en ruinas. El último obstáculo que separaba al 5º Ejército Alemán de la ciudad de Verdun era la Fortaleza de Souville, la cual era una fortificación de segunda línea cuyos niveles superiores habían sido reducidos a escombros por la artillería alemana. Como preparación para el asalto, los alemanes intentaron reducir a la artillería francesa con gas difósgeno (compuesto de cloro) disparado con las ronda de artillería. Pero esto no fue muy efectivo ya que los franceses estaban preparados con el último modelo de máscara de gas.

Mientras tanto la artillería pesada alemana martillaba la Fortaleza Souville. Cuando el asalto comenzó, el camino que llevaba a la fortaleza era muy estrecho y se apiñó de soldados de infantería alemana que cargaban con bayoneta calada. Debido a la gran concentración de tropa en poca superficie hizo que la artillería francesa causara gran número de bajas en las filas alemanas. Lo que quedaba de las tropas alemanas fueron luego reducidos aun más por las ametralladoras franceses que habían emergido de los escombros y tomado posición en la superestructura de la fortaleza. Sin embargo unos varios cientos de soldados alemanes lograron llegar a la cima el 12 de julio. Pero luego debieron retroceder debido al fuego enemigo y a su escaso número. La Fortaleza de Souville marcó el mayor avance alemán en la Batalla de Verdun.

Mientras tanto en Julio de 1916, la Batalla del Somme obligó a los alamanes retirar a sus mejores tropas y piezas de artillería para contrarestar el ataque aliado en el Somme lo que debilitó las fuerzas alemanas en Verdun. Hacia finales de 1916 las tropas alemanas estaban exhaustas y el General Erich Falkenhayn fue reemplazado por Paul von Hindenburg.

El 24 de octubre los franceses lanzaron una contraofensiva. Este ataque combinó movimiento rápido de infantería con andanadas de artillería progresiva hacia adelante. Después de una encarnizada lucha, los franceses lograron recapturar la Fortaleza Douaumont, que había sido parcialemente evacuada, con el uso de infantes de marina. El 2 de noviembre los alemanes evacuaron el Fuerte Vaux debido al intenso fuego de artillería a que eran sometidos con obuses de 400 mm con retroceso sobre rieles. Una contraofensiva final al mando del General Nivelle, y que comenzó el 11 de diciembre, empujó a los alemanes hasta sus líneas de partida el 21 de febrero de 1916 en la margen derecha del río Mosa donde se estabilizó el frente por un largo tiempo.