Pages

Tuesday, February 17, 2009

Batalla del Somme

La Batalla del Somme fue una batalla de la Primera Guerra Mundial en donde lucharon los ejércitos aliados de Gran Bretaña y Francia contra el Ejército Alemán. Tuvo lugar en las inmediaciones del río Somme, cerca de Picardía, Francia y se combatió desde 1 julio al 18 de noviembre de 1916. La Batalla del Somme fue la segunda batalla más larga de la Gran Guerra y donde se libraron los combates más encarnizados con grandes actos de heroísmo de ambas partes. Cabe destacar la heroica actuación de las divisiones de infantería australianas.

La ofensiva en el río Somme había sido planeada en diciembre de 1915 por los Generales Joseph Joffre y Douglas Haig, quien había reemplazado al General John French como comandante de la Fuerza Expedicionaria Británica ese mismo mes, y concebida como un ataque conjunto de los aliados donde los franceses llevarían el peso principal del ataque que comenzaría al año siguiente. Pero en Febrero de 1916, los alemanes iniciaron una gran ofensiva contra Verdun. Esto obligó al alto mando francés a concentrar el grueso de sus tropas en ese sector, privándoles de recursos para la planeada ofensiva en el Somme.

La responsabilidad entonces de una futura ofensiva recayó en la Fuerza Expedicionaria Británica al mando de Douglas Haig, quien debía replanificar el ataque. Mientras los franceses se desangraban en Verdun, Haig daba mucha vuelta y no se ponía de acuerdo on los otros generales. El era del arma de caballería y creía en una ofensiva total con el ataque principal por parte de la caballería. Pero Haig era necio, y no veía que los tiempos habían cambiado con la irrupción en la escena bélica de las nuevas armas. "Le dan demasiada importancia a la ametralladora," dijo una vez. Lo mismo opinó de los primeros tanques.

Era tanto el número de bajas francesas en Verdun, que la fecha fijada por Haig para la ofensiva en el Somme para 1 de agosto de 1916 tuvo que ser adelantada para el 1 de julio. Era imperioso crear un nuevo frente de batalla lo antes posible para obligar a los alemanes desviar parte de sus tropas y material bélico al nuevo frente y de ese modo aliviar a los ejércitos franceses que luchaban en la defensa de Verdun. Finalmente se decidió que el ataque se llevaría a cabo con 13 divisiones pertenecientes al 4º y 3º Ejército Británico que atacarían al norte del río Somme, y algunas unidades francesas de refuerzo a ambos lados del mismo río. Esta fuerza confrontaría con el 2º Ejército Alemán al mando de Fritz von Below.

La ofensiva en el Somme comenzó a las 07:30 horas del día 1 de julio de 1916, el cual había sido precedido por siete días de bombardeo preliminar de ablandamiento donde se dispararon alrededor de un millon setecientos mil proyectiles. Luego del bombardeo preliminar, diez minutos antes del ataque, a las 07:20, se hicieron detonar minas de gran poder explosivos las cuales habían sidos colocadas en algunos puntos, por debajo de las líneas alemanas. Los británicos esperaban que este intenso bombardeo iba a destruir totalmente la primera línea de defensa alemana y luego los aliados practicamente avanzarían sin ningún obstaculo a través de la Tierra de Nadie para tomar las primeras posiciones alemanas sin mayores problemas.

Divisiones del 4º Ejército Británico al mando del General Henry Rawlinson eran la punta de la ofensiva. La avanzada era cubierta por andanadas rastreras ("creeping barage") de piezas de artillería de menor calibre, cuyos disparos eran corregidos, a medida que avanzaba la caballería e infantería, por un sistema de comunicación de cableados telefónicos.

El ataque no fue ninguna sorpresa para las fuerzas alemanas. El efecto principal del bombardeo preliminar fue advertir al Ejército Alemán del inminente asalto. Como consecuencia de la falta del elemento de sorpresa, y de los alambrados de púa que no habían sido totalmente destruidos por la artillería, los británicos sufrieron gran cantidad de bajas avanzaron muy poco en el primer día de la Batalla del Somme, y en los días y semanas siguientes.

En el primer día de batalla, la mayor parte de las tropas británicas fueron obligadas a retroceder hasta sus propias trincheras por el fuego de las ametrallodoras alemanas. El infernal picadero del Somme había comenzado. Las tropas británicas cargadas con pesadas mochilas de 40 kg eran blanco fácil las ametralladoras alemanas. A pesar de las 58.000 bajas inglesas del primer día, Douglas Haig decidió proseguir con la ofensiva en los días siguientes en los cuales se avanzó pero muy poco, y en muchos puntos ese avance fue repelido.

El 11 de julio las fuerzas al mando de Rawlinson consiguieron tomar las trincheras de la primera línea alemana. Ese mismo día tropas alemanas llegaron al Somme desde Verdun para reforzar la defensa, las cuales fueron reorganizadas el día 19 dentro del 1º Ejército Alemán al mando de Max von Gallwitz quien se hizo cargo de la defensa de las líneas alemanas.

El commandante británico, Douglas Haig, erróneamente estaba convencido que las líneas alemanas estaban al punto del colapso y que se quebrarían en cualquier momento. Es por eso que ofensiva en el Somme se mantuvo, infructuasamente, durante todo el verano hasta noviembre. Sin embargo, los británico obtuvieron algunas victorias, como la de Poziere, que fue capturado por divisiones australianas el 23 de julio.

En los primeros días de septiembre elementos del 10º Ejército Francés se unieron al ataque abriendo un frente de 20 kilómetros en el ala sur. Mientras tanto los ingleses reanudaron el ataque en el noreste con elementos del 4º Ejército Británico, donde tuvo lugar el combate de Flers-Courcelette el 15 de septiembre. En este último combate se hizo uso de los primeros tanques de guerra por parte de los ingleses. Aún así, solo se ganó menos de un kilómetro de terreno.

Douglas Haig reanudó el asalto en este sector entre los días 25 y 27 de septiembre, el cual desencadenó los feroces combates de Morval y el del Cerro Thiepval. El avance británico era muy lento aunque se iba consolidando. Hubo otros combates en los Cerros Transloy y en las Alturas de Ancre que tuvieron lugar entre el 1 y el 20 de octubre. Simultaneamente hubo también algunos ataques esporádicos por parte en el ala sur por parte de algunas unidades francesas.

Hacia fines de octubre el comandante francés Joseph Joffre le pidio a su par británico, Douglas Haig, que continuara el ataque. El 13 de noviembre la Fuerza Expedicionaria Británica hicieron un gran esfuerzo y capturaron el fuerte Beaumont Hamel. Pero a pesar de estos avances, la mala situación meteorológica, intensas lluvias primero, luego nieve, y las duras defensas alemanas con muy buenos combatientes, hicieron detener la ofensiva en el Somme el 18 de noviembre de 1916.

Durante la Batalla del Somme los británicos y franceses lograron avanzar solo 12 km, pero al costo de 650.000 bajas, 450.000 británicas y 200.000 francesas. La guerra de trinchera se acentuaría aún más por dos largos años. La estrategia y la conducta de Douglas Haig causaron gran controversia en Inglaterra. Se decía que el poseía una optica militar inflexible y llena de fallas.