Douglas Haig

Sunday, February 15, 2009

Douglas Haig (1861-1928) fue Mariscal de Campo y Comandante de la Fuerza Expedicionaria Británica durante la Primera Guerra Mundial.

Douglas Haig nació en Edinburgo, Escocia, el 19 de junio de 1861. Su padre fue John Haig, propietario de una destilería de whisky. Douglas Haig concurrió al colegio Clifton y luego a la universidad de Oxford, pero dejó sus estudios sin título alguno para enrolarse en el Real Colegio Militar de Sandhurst en 1883 del cual se graduó como oficial. Luego fue comisionado en el Regimiento 7º Hussars.

En 1886, Douglas Haig fue enviado a la India con su regimiento. Ascendió de rango mientras prestó servicio allí. Después de algunos años fue enviado a Africa, donde vio acción en Sudan en 1898, y en la Guerra de los Boers entre 1899 y 1902, bajo el mando de Sir John French. Ascendido a Coronel, Haig retornó a la India donde realizó diversas tareas administrativas bajo el mando de Lord Kitchener. Luego fue ascendido a Mayor General, convirtiendose en el oficial más joven del Ejército Británico con ese rango.

Douglas Haig regresó a Inglaterra en 1906 para desempeñarse como Director de Entrenamientos de la Oficina de Guerra. En 1914 Haig obtuvo el rango de Tte General y se le otorgó el mando del 1er Cuerpo de Ejército de la Fuerza Expedicionaria Británica en Francia y en Bélgica la cual estaba bajo el mando de Sir John French. Comandó sus tropas en la Batalla de Mons y se distinguió en la Primera Batalla de Ypres en 1914.

En 1915, Douglas Haig asumió el mando de la Fuerza Expedicionaria Británica, reemplazando a John French. Encontrandose bajo mucha presión por parte de los franceses para que este creara un frente de ataque y aliviarlos en la larga e intensa Batalla de Verdun que estos libraba, Haig lanzó la ofensiva del Somme en julio de 1916 y que se prolongo hasta noviembre de ese año. En la Batalla del Somme, las fuerzas aliadas sufrieron 420.000 bajas pero solo avanzaron 12 km.

En 1918, Douglas Haig commandó el avance de las tropas británicas en el frente occidental lo cual terminó con la victoria aliada a finales de ese año. Después de la guerra, el Primer Ministro Inglés David Lloyd George criticó duramente a Douglas Haig por la conducción de la Fuerza Expedicionaria Británica durante las batallas del Somme e Ypres.

Después de la guerra Douglas Haig fue nombrado comandante de las fuerzas británicas en las islas británicas. El gobierno británico le dió la suma de 100.000 libras esterlinas destinada a la ayuda de veteranos de guerra. Haig pasó a retiro en 1921 y murió en 1928.