Batalla de Pozieres

Tuesday, March 10, 2009

La Batalla de Pozieres fue un combate librado entre el Ejército Alemán y la Fuerza Expedicionaria Británica desde el 23 de julio al 7 de agosto de 1916 durante la Primera Guerra Mundial. La Batalla de Pozieres formó parte de la gran Batalla del Somme y fue una cruenta lucha por el pueblo de Pozieres, Francia. Hay que destacar la gallarda actuación de las tropas australianas, las cuales formaban parte de la Fuerza Expedicionaria Británica en Europa.

Para aliviar la gran presión a la que eran sometidos los franceses en el asedio a Verdun, los británicos habían iniciado la ofensiva del Somme el 1 de julio de 1916 para perforar las líneas enemigas y atraer tropas alemanas de Verdun a ese sector. El pueblo de Pozieres yacía sobre una elevación del terreno a la vera de la ruta de Albert-Bapaume, frente al sector británico. Casi al lado de dicho pueblo se encontraba el punto más elevado, el cual era un lugar estratégico de observación para la artillería. El plan británico era atacar Pozieres desde el sur con la 1ra División Australiana, avanzando en tres oleadas con media hora de diferencia entre ellas. Mientras que al norte de la ruta Albert-Bapaume, la 48ª División Británica atacaría las trincheras alemanas al oeste del pueblo. Los ataques serían dirigidos por el Tte General Hubert Gough. Pozieres y el área circundante estaba defendido por elementos de la 117º División Alemana.

Para ablandar el terreno, los británicos realizaron un intenso bombardeo previo del pueblo de Pozieres y las líneas alemanas con proyectiles convencionales y también con gases fosgeno y lacrimógeno. La Batalla de Pozieres comenzó el día 23 de julio de 1916 a las 01:30 AM. La infantería australiana se arrastró furtivamente en tierra de nadie detrás de las andanadas de la artillería británica que descargaba sobre posiciones alemanas. Tan pronto cesaron los obuses de disparar, los australianos asaltaron las trincheras alemanas. Luego de encarnizada lucha con bayoneta calada, la primera oleada logró tomar la trinchera de Pozieres que circundaba el pueblo al sur del mismo. La segunda oleada pudo llegar hasta los suburvios de Pozieres, en lo que eran los patios traseros de las casas sobre la ruta. La tercera oleada llevaron la línea británica a la ruta Albert-Bapaume. Los sobrevivientes alemanes retrocedieron hacia el norte del pueblo y hacia el este del mismo.

Luego los australianos cargaron campo travieso hacia "Gibraltar", el punto fuerte alemán. Solamente unos 200 metros separaban a los australianos de este punto más alto, Gibraltar, en la colina de Pozieres, el cual estaba defendido por tropas con mucha experiencia y fuertemente atrincherada. Este era el objetivo principal del ataque. Era necesario asaltar dos líneas de trincheras para poder tomar finalmente la colina. El regimiento británico 17º de infantería Warwickshire reforzaron el asalto australiano atacando al noroeste del pueblo de Pozieres. Pero aun así la colina permanecía en manos alemanas. Luego la 2ª División Australiana relevó a la agotada 1ª División y continuaron el ataque al montículo Pozieres por cuatro días más. Hasta ese momento las bajas australianas y británicas ascendían a 3.500 muertos.

Después de dos semanas de dura lucha, el 4 de agosto, la colina finalente cayó en manos australianas. La granja Mouquet y Thiepval permanecían aún bajo control alemán. El 5 de agosto las brigadas de la 2ª División Australiana estaban extremadamente exhaustas y tenían que ser relevadas por la 4ª División Australiana. Mientras el relevo esta en camino, los australianos de la 2ª División fueron sometidos a un intenso bombardeo por parte de obuses alemanes durante la noche del 5 al 6 de agosto. El terreno que ellos ocupaban podía ser atacado con artillería de todas direcciones.

En la mañana del 6 de agosto los alemanes contraatacaron, pero se encontraron con fuego de ametralladora y fueron forzados a atrincherarse en el terreno escabroso. A pesar del bombardeo alemán, la 2ª División pudo ser relevada al final del día 6 de agosto. A las 04:00 de la mañana del día 7 de agosto, los alemanes lanzaron una última contraofensiva. A la gran carrera, los teutones atravesaron unos 350 metros y tomaron la línea australiana en varios puntos. En esos momentos, cuando la línea parecía que iba a colapsar, el Tte australiano Albert Jacka, que había obtenido la Cruz de la Victoria en Gallipoli, emergió de su trinchera con siete hombres de su pelotón y atacó a los alemanes por la retaguardia.

Esta acción inspiró y animó a los demas australianos que se encontraban desperdigados y se unieron a la lucha. Le siguió un intenso combate cuerpo a cuerpo con bayoneta calada y palas lineman en mano. Jacka fue gravemente herido, pero en esos momentos unidades australianas y británicas aparecieron por los flancos y, luego de sangrienta lucha, lograron finalmente contener a los alemanes, muchos de los cuales fueron tomados prisioneros. No se realizaron más acciones para retomar Pozieres por parte de los alemanes. En la Batalla de Pozieres los australianos perdieron más de 5.000 hombres.