República Romana

Tuesday, March 31, 2009

La República Romana fue el segundo período en la historia de Roma el cual se caracterizó por la forma de gobierno republicana. La República Romana comienza alrededor del año 509 antes de Cristo con la revolución de Latinos y Sabinos que derrocó al último rey etrusco, Tarquino el Soberbio, y finaliza en el año 31 a. C., con la proclamación de Octavio como emperador Augusto, cubriendo de este modo una etapa de casi 500 años de gobierno republicano. En este largo período se sucedieron guerras y conflictos internos, como las luchas entre patricios y plebeyos, las Guerras Púnicas contra Cartago, las Guerras Sociales, y las guerras civiles las cuales culminaron primero en el Primer Triumvirato, al cual le siguió la dictadura de Julio Cesar, y finalmente el Segundo Triunvirato.

El último rey, Tarquino el Soberbio, fue de origen etrusco y gobernó sin tener en cuenta las leyes establecidas, persiguió a los patricios y les confiscó sus tierras. Estas arbitrariedades provocó una revelión urdida por los Latinos y Sabinos. Aprovechando que el rey se hallaba ausente de Roma sitiando una ciudad, Bruto y Tarquino Colatino, jefes de los Latinos y Sabinos respectivamente, hicieron que el Senado y los Comicios curiados votaran la deposición del rey, Tarquino el Soberbio, como así también la abolición de la monarquía en el año 509 a. C. El Senado decidió entregar el gobierno a dos cónsules, magistrados que solo durarían un año en sus funciones. Los primeros ciudadanos romanos en ocupar esos cargos fueron Bruto y Tarquino Colatino.

Aunque el ex-monarca Tarquino el Soberbio fue a pedir ayuda a los Etruscos, quienes sitiaron a Roma, estos fueron finalmente derrocados por los Romanos liderados por Bruto. En esta guerra contra los Etruscos para destronar definitivamente al monarca, los patricios fueron ayudados por los plebeyos, pero una vez que fue abolida la monarquía, estos fueron excluidos de los cargos gubernativos. De esta manera Roma quedó dividida en dos clases sociales enemigas: la intransigente de los patricios quienes tenían el poder, y la sojuzgada de los plebeyos, quienes no tardaron en sublevarse. A través de los años estos fueron ganando posición hasta obtener igualdad social.


El gobierno de la República Romana

La República Romana fue gobernada por los magistrados, el Senado, y los Comicios curiados. Los magistrados eran elgidos por sufragio popular, duraban generalmente un año en sus cargos. El desempeño de las magistraturas era gratuito y había que respetar la carrera de los honores (Cursus Honorum), es decir la jerarquía, ya que los cargos superiores sólo podían ocuparlos a quellos que habían ejercido los inferiores. Además, para ocupar un cargo público era necesario que el ciudadano haya servido en el ejército. Cuando se organizó definitivamente la República, Roma contaba con los siguientes magistrados:

1) Cónsules: este cargo era ocupado por dos ciudadanos elegidos por los Comicios curiados y duraban un año en sus funciones; ejercían la mayor autoriadad, ya que presidían el Senado, convocaban a las asambleas populares, y comandaban los ejércitos en las guerras. 2) Censores: eran dos magistrados encargados en un principio de confeccionar cada cinco años el censo, es decir el padrón general del pueblo romano donde figuraba la nómina de sus ciudadanos y sus bienes; con el transcurso del tiempo aumentaron sus atribuciones y ejercieron arbitraria autoridad, vigilando la conducta de todos los funcionarios y podían degradar a un senador expulsandolo del Senado. 3) Pretores: actuaban como jueces en los litigios producidos entre los ciudadanos romanos; llegó a haber hasta doce pretores. 4) Tribunos: representaban al pueblo y duraban un año en el desempeño de sus cargos; eran funcionarios que defendían al pobre y desvalido contra las arbitrariedades de los patricios. 5) Ediles: tenían a su cargo los asuntos policiales, el cuidados de los edificios, y la celebración de los grandes festejos públicos. 6) Cuestores: se ocuparon de las cuestiones financieras, pues administraban el Tesoro Público, controlaban los gastos del Estado, y percibían los impuestos de los paises conquistados.

El Senado fue el cuerpo más famoso de la República Romana. Fue creado durante la monarquía y contó al principio con 300 miembros, aunque posteriormente su número se elevó a 600. Sólo podían integrarlos aquellos ciudadanos que habían ejercido una de las magistraturas del Estado. Eran elegidos con carácter vitalicio, sin embargo, a partir del siglo IV a. C., los sensores podían destituirlos si su conducta no era honorable. El Senado tenía funciones legislativas, ya que aprobaba las leyes presentadas por los comicios.

Los comicios eran asambleas de ciudadanos donde estos se reunían para expresar sus opiniones de los asuntos de gobierno. Había tres tipos de comicios: Comicios curiados, Comicios centuriados, y Comicios por tribus. Los primeros eran integrados solamente por los patricios los cuales se agrupaban en treinta curias. Los Comicios centuriados, en cambio, estaban compuesto tanto por patricios y plebeyos y se dividían por centurias o agrupación militar; se reunían en el Campo de Marte y trataban asuntos militares; podían declarar la guerra o concertar la paz. Los Comicios por tribus estaban compuestos por todos los ciudadanos romanos sin distinción de clase social; fue una verdadera institución democrática; se basaba en las tribus, es decir en los diversos barrios en que fue dividido Roma.