Balista Romana

Sunday, April 12, 2009

La balista, o ballesta, romana era un arma arrojadiza usada por las legiones romanas, desarrollada en base a balistas griegas más simples. Consistía en un un mecanismo de dos palancas con acción de resorte de torsión. La acción de resorte se obtenia retorciendo un par de cuerdas en el medio de las cuales se alojaba un extremo de la palanca. Las primeras versiones arrojaban piedras de varios tamaños, pero luego evolucionaron a un arma más pequeña llamada escorpio con la cual se arrojaba dardos.

Cuando las ciudades-estados de la Antigua Grecia fueron absorbida a la República Romana, los romanos heredaron de los griegos no solamente los conocimientos científicos, filosóficos, y artísticos, sino que también la balista de acción a torsión.

La balista romana estaba hecha de madera cuya estructura estaba firmemente sostenida por placas y clavos de hierro. La piedra o el dardo a disparar era colocado en una larga ranura o canaleta calada en una larga viga de madera en el extremo de la cual había un mecanismo que sujetaba la cuerda tensora que torsía las dos palancas que catapultaba el proyectíl.