Batalla del Bosque de Teutoburgo

Wednesday, April 29, 2009

La Batalla del Bosque de Teutoburgo fue una batalla librada entre las legiones romanas al mando de Quintilio Varo y un ejército germánico comandado por el jefe Arminio en el bosque de Teutoburgo, en la Germania, en el año 9. En este enfrentamiento los romanos fueron derrotados, ya que habían caído en una emboscada, tendida por el jefe querusco, en un territorio que no conocían. La batalla dió comienzo a una guerra de siete años, al final de la cual el Rin quedó establecido como frontera del Imperio Romano.

Publio Quintilio Varo era un general romano de origen patricio a quien el emperador Augusto le había encomendado, en el año 7, el mando de las legiones acantonadas al este del río Rin para estableceder la nueva provincia de la Germania. El líder germánico Arminio era jefe de la tribu de los queruscos y había vivido en su juventud en Roma en calidad rehén. Los romanos le habían dado entrenamiento militar y el rango de ecuestre. Cuando éste retornó a la Germania lo hizo como consejero de Varo. Pero al ver que Roma quería anexar a los territorios germánicos al este del Rin como provincia romana, Arminio comenzó a conspirar en contra de los romanos y organizó secretamente una alianza de tribus germánicas.

Mientras Quintilio Varo se dirigía, desde su campamento de verano al oeste del Weser, hacia los cuarteles de invierno cerca del Rin, Arminio le dió la falsa información de que había estallado un sublevación de unas tribus germánicas. Varo decidió sofocar el levantamiento para lo cual tomó un atajo a través de territorio no conocido para los romanos. Arminio, quien hacía de consejero y scout, lo llevó por la ruta que iba hacia la emboscada. Las tropas de Varo estaban compuesta de tres legiones y seis cohortes de tropas auxiliares que marchaban en una larga columna por un camino sinuoso. Fue entonces cuando fueron repentinamente atacados por los guerreros germánicos.

La Batalla del Bosque de Teutoburgo duró dos días. El primer día de la emboscada, la mitad de las tropas romanas pudieron escapar y se dirigieron a campo abierto donde improvisaron un campamento para pasar la noche. Pero al día siguiente fueron nuevamente atacados en forma feroz. Los romanos, debido a que se encontraban en un territorio cerrado y habían sido sorprendidos, no pudieron utilizar sus tácticas militares. Las tres legiones romanas fueron aniquiladas y Quintilio Varo se suicidó con su gladius. Cuando el emperador Augusto se enteró de la derrota militar, empezó a correr por el palacio gritando "¡Varo, devuelveme mis legiones!"