Gerd von Rundstedt

Friday, May 22, 2009

Gerd von Rundstedt (1875-1953) fue un mariscal de campo alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Sus subordinados lo llamaban "el caballero negro". Aunque era un viejo veterano de la Gran Guerra, tuvo un rol importante en la invasión de Polonia, Francia, y en la primera fase de la Operación Barbarossa.

Gerd von Rundstedt nació en Aschersleben, Prusia, el 12 de diciembre de 1875. Se enroló en el Ejército Alemán en 1892, a la edad de 17 años. Al estallar la Primera Guerra Mundial, Rundstedt tenía el grado de capitán y a fines de 1914 fue promovido al grado de mayor. Después de la guerra, permaneció en el ejército. En 1932 fue promovido a general y nombrado comandante de la 3ª División de Infantería. En 1938, Rundstedt fue asignado como comandante del 2º Ejército en la ocupación de la región de los Sudetes, pero en noviembre de ese año, a la edad de 63 años, paso a retiro. Sin embargo, en junio de 1939, Adolfo Hitler lo convocó para ser reincorporado al servicio activo.

Durante la invasión de Polonia, Gerd von Rundstedt fue comandante del Grupo Ejército Sur, el cual llevo a cabo la toma de Varsovia en Septiembre de 1939. En 1940, Rundstedt fue nombrado comandante del Grupo Ejército A, el cual invadió Francia a través del bosque de las Ardenas. Luego de la exitosa campaña militar en este país, fue ascendido a mariscal de campo en julio de 1940. Para la Operación Barbarossa, la invasión de la Unión Sovietica, Rundstedt fue puesto nuevamente como comandante del Grupo Ejército Sur en Junio de 1941. En septiembre de ese año, este grupo de ejército, que contaba con 52 divisiones de infantería y 5 divisiones de blindados, tomo Kiev exitosamente con una doble maniobra envolvente.

Mientras continuaba su avanzando hacia el sudeste, la región petrolera del Caucaso, Rundstedt tuvo un ataque cardíaco, pero no quiso ser hospitalizado. El 21 de noviembre tomó Rostov. Pero un contraataque ruso forzó a los alemanes a retirarse de la ciudad. Cuando Rundstedt pidió autorización para replegarse, Hitler se enfureció y lo reemplazó por Walther von Reichenau. Sin embargo en marzo de 1942 fue llamado a servicio nuevamente y puesto como comandante en jefe Oeste, en Francia. Se le ordenó el desarrollo de la pared del Atlántico, un sistema defensivo costero ante una posible invasión aliada.

Gerd von Rundstedt fue muy crítico de este sistema defensivo. Entonces Erwin Rommel, su subordinado, tuvo el visto bueno de Hitler y comenzó la construcción de la pared del Atlántico, cuya estructura Rundstedt volvió a criticar ya que veía en ella muchas fallas. Tenía visiones militares diferente con Rommel.

Después del desembarco aliado en Normandía en junio de 1944, Rundstedt se quejó que el no podía comandar efectivamente sus fuerzas en las batallas con la constante interferencia del Führer. El quería replegarse del area de Normandía para reagrupar sus fuerzas y luego lanzar un contraataque fulminante y empujar a los aliados al mar. Como Hitler no lo dejaba comandar a sus fuerzas con sus constantes contraórdenes, Rundstedt lo aconsejó empezar una negociación de paz con los aliados. Al oir esto, Hitler lo reemplazó en el mando por el mariscal Günther von Kluge, quien tuvo poco tiempo en ese cargo ya que se suicidó después del fallido intento de asesinato a Hitler.

Gerd von Rundstedt fue tomado prisionero por las tropas americanas el 1 de mayo de 1945. Mientras estaba en prisión tuvo otro ataque cardíaco y fue enviado a Gales del Sur, Inglaterra, para ser tratado allí. Permaneció en Inglaterra hasta 1948 cuando fue liberado. Rundstedt retornó a Hanover, Alemania, donde murió el 24 de Febrero de 1953.