Linea Maginot

Sunday, May 17, 2009

La Línea Maginot era una vasta barrera defensiva que se extendía a lo largo de la frontera francesa-alemana. Consistía en fortificaciones y casamatas de hormigón armado, nidos de ametralladoras, defensas anti-tanques, zanjas, y alambres de púa. La Línea Maginot debe su nombre al ministro de defensa francés André Maginot quien convenció al gobierno para que concretara ese plan defensivo.

La Línea Maginot dominaba el pensamiento militar francés del período posterior a la Primera Guerra Mundial durante la cual Francia había sufrido enorme cantidad de bajas y pérdidas materiales. Después del Tratado de Versalles había una clara intensión de parte de la dirigencia francesa de no permitir un avance alemán sobre territorio francés nuevamente. Muchas figuras militares, como el mariscal Ferdinand Foch, estaban convencido de que algún día Alemania atacaría a Francia en busca de venganza y recuperar los territorios perdidos debido a las durísimas e injustas cláusulas impuestas al país teutón en Tratado de Versalles. Es por ello que la dirigencia francesa se decidió por una línea defensiva "inexpugnable" a lo largo de la frontera germana.

La construcción de la Línea Maginot comenzó en 1930 cuando el gobierno francés otorgó tres billones de francos para la obra. El trabajo continuó en etapas hasta 1940. André Maginot murió en 1932 sin que pudiera ver terminada su obra ni tampoco su gran fracaso, porque a pesar de su aparente inexpugnabilidad, los blindados alemanes invadieron Francia, a través del bosque de las Ardennas y también a través de la misma Línea Maginot en la última etapa de la Batalla de Francia (Operación "Fall Rot").

La Línea Maginot comprendía alrededor de 500 edificios de concreto dominados por fuertes a 14 km de distancia uno del otro. Cada fuerte podía alojar 1000 soldados con las piezas de artillería. En los espacios entre los fuertes principales había fortificaciones de concreto menores las cuales alojaban entre 200 y 500 hombres. Los fuertes y fortificaciones eran de hormigón armado de entre 1,50 m a 3 m de espesor y estaban protegidos por un sistema de nidos de ametralladoras, campos minados y defensas anti-tanques. La tropas y la munición eran transportadas de un fuerte al otro a través de pequeños trenes subterraneos que se desplazaban por líneas férreas.