Erwin Rommel

Monday, June 1, 2009

Erwin Rommel (1891-1944) fue un General y Mariscal de Campo alemán que prestó servicio en la Segunda Guerra Mundial. Se destacó en la campaña militar del norte de Africa. Debido a su astucia se lo conocía como el "el Zorro del desierto" (Wüstenfuchs). También luchó en la Gran Guerra y fue condecorado.

Erwin Rommel nació en Heidenheim, Alemania, el 15 de noviembre de 1891. Era el segundo de cuatro hermanos, hijo de Erwin Rommel, quien era director de escuela secundaria protestante, y de Helene von Luz. Aunque que deseaba estudiar ingeniería, Rommel se enroló en el Ejército Alemán en 1910 como cadete en el Regimiento de Infantería 124º y luego fue enviado a la escuela de cadetes de oficiales en Danzig. En 1912 fue comisionado como Teniente. Durante la Primera Guerra Mundial luchó en el Regimiento de Infantería 6º de Württemberg en los frentes de Francia, Italia, y Rumania.

Luego de la Gran Guerra, Rommel permaneció en el ejército como comandante de batallón, siendo oficial instructor de la escuela de infantería de Dresden desde 1929 hasta 1933 y en la Academia de Guerra de Postdam desde 1935 hasta 1938 con el grado de Coronel. Al estallar la Segunda Guerra Mundial Rommel seguía como comandante de batallón. En la campaña militar de Francia de mayo de 1940 era comandante de la 7ª División de Blindados, la cual hacía de punta de lanza del ataque alemán. Debido a su destacada actuación, Hitler lo nombró en 1941 comandante del "Deutsches Afrikakorps", el cual estaba compuesto por las divisiones 5ª y 15ª de blindados, y fue enviado al norte de Africa en apoyo del Ejército Italiano contra las fuerzas británicas.

En la campaña de Africa, Rommel se destacó como un gran comandante, en lo táctico y en lo humano; exigía siempre agresividad en el ataque para no dar tregua al enemigo, pero también dar un buen trato al prisionero de guerra. Rommel tuvo un gran éxito inicial, sobre todo en hacer retroceder al 8º Ejército Británico fuera de Libia. Luego entró en Egipto pero fue derrotado finalmente en El Alamein en noviembre de 1942. Debido a la falta de combustible y otros suministros, y a que los estadounidenses habían desembarcado en Marrueco y en Algeria, abriendo otro frente para los italo-alemanes, Rommel fue autorizado a abandonar Africa del Norte (Tunez) en los primeros meses de 1943.

En 1944, Rommel fue enviado a Francia para hacerse cargo de las defensas costeras alemanas ante una eventual invasión aliada. Tuvo discrepancias con el comandante del Ejército Alemán en Francia, el General von Kluge, quien tenía otra óptica con respecto a como organizar el sistema defensivo en esa zona. Rommel era comandante del Grupo de Ejército B, pero en el Día-D Rommel se encontraba de licensia. Cuando regresó, los aliados ya habían desembarcado. Sus blindados no pudieron hacer mucho, ya que los alemanes no contaban con la supremacía aérea de otras épocas, eran los estdounidenses y británicos quienes dominaban el aire.

Rommel fue interrogado en más de una ocasión por la Gestapo por estar aparentemente involucrado en el atentado para asesinar a Adolfo Hitler de julio de 1944. Para evitar el juicio público contra una figura tan popular como lo era Rommel, Hitler le pidió a través de un tercero que se suicidara y evitar de esa manera que su familia fuese enviada a un campo de concentración. Erwin Rommel se suicidó el 14 de octubre de 1944 y se le dió un funeral de estado y se le rindió honores. Públicamente se había informado que Rommel había muerto a causa de las heridas que había sufrido en un ataque aéreo aliado.