Operacion Barbarroja

Wednesday, June 17, 2009

La Operacion Barbarroja fue el nombre código de la operación militar alemana que invadió la Unión Soviética, el cual se puso en marcha el 22 de junio de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial. Adolfo Hitler elgió el nombre "Barbarroja" para esta operación de guerra relámpago en honor a Federico I, emperador alemán del Sacro Imperio Romano Germánico, más conocido como "Barbarroja".

Para la Operacion Barbarroja los alemanes utilizaron más de 3 millones de soldados, distribuidos en tres grupos de ejércitos: Grupo Ejército Norte, comandado por Ritter von Leeb, que estaba compuesto por los Ejércitos 16º y 18º, y el 4º Grupo Panzer; el Grupo Ejército Centro, bajo el mando de Fedor von Bock, formado por los Ejércitos 4º y 9º, y el 2º y 3º Grupos Panzer; Grupo Ejército Sur, dirigido por Gerd von Rundstedt y compuesto por los Ejércitos 6º, 11º y 17º, y el 1º Grupo Panzer de Ewald von Kleist. Estos tres grupos de ejércitos, que contaban con el apoyo de tres flotas aéreas de la Luftwaffe, incluían unidades rumanas, húngaras, y la 250ª División de voluntarios españoles, la heroica División Azul. La Unión Soviética contaba para su defensa con 4 "Frentes" de batalla, cada uno de ellos comprendía 3 ejércitos; la suma de estos "Frentes" hacía un total de 132 divisiones que incluían 34 divisiones de blindados.

La Operación Barbarroja se inició a las 03:15 horas de la mañana del día domingo del 22 de junio de 1941, con un bombardeo a las principales ciudades rusas. Unidades blindadas del Grupo Ejército Centro fueron los primeros en cruzar la frontera rusa. El primer objetivo de este grupo era las ciudades de Bialystok y Minsk, las cuales fueron tomadas en los primeros 6 días de iniciada la Operación Barbarroja por medio de maniobras envolventes, desatando la Batalla de Bialystok-Minsk donde los soviéticos perdieron unos 400.000 hombres. Luego el Grupo Ejército Centro siguió avanzando rápidamente hacia el este; entre julio y agosto el 2º Grupo Panzer de Heinz Guderian y el 3º Grupo Panzer de Hermann Hoth realizaron durante la Batalla de Smolensk una maniobra envolvente para atrapar en un círculo a 300.000 tropas rusas, capturando la ciudad de Smolensk al mismo tiempo. Esta ciudad estaba ubicada en un punto estratégico en dirección a Moscú.

El Grupo Ejército Norte se dirigió hacia Leningrado, mientras el Grupo Ejército Sur hacia Ucrania. A fines de agosto de 1941, cuando las unidades del Grupo Ejército Centro se acercaban a Moscú, Adolfo Hitler ordenó que el 2º Grupo Panzer virara hacia el sur para colaborar con las divisiones del Grupo Ejército Sur en el ataque a la saliente en los alrededores de Kiev. Las pinzas formada por el 2º Grupo Panzer y los Ejércitos 17º y 6º destruyeron tres ejércitos soviéticos. En la Batalla de Kiev los rusos perdieron más de 600.000 hombres, entre muertos, heridos y prisioneros.

En octubre de 1941, las fuerzas alemanas se encontraban a 25 km de Moscú. Más de 1 millón de rusos abandonaron la ciudad y se dirigieron hacia el este. En noviembre los alemanes lanzaron la ofensiva para tomar Moscú. Cuando parecía que los soviéticos iban a rendirse, el gélido invierno ruso empezó hacerse sentir. Las fuerzas alemanas no estaban preparadas para este implacable enemigo blanco que otrora había diezmado a los ejércitos napoleónicos.

La Wehrmacht no había equipado a sus hombres con un uniforme de invierno, sobre todo calzados apropiado para evitar el congelamiento de los pies. Con mínimas de hasta 40º bajo cero, los motores de los blindados carecían de anticongelantes y las piezas móbiles de la artillería se habían pegado y carecían de solventes especiales para destrabarlas. Los rusos resistieron el asedio alemán no solamente debido a la llegada del invierno, sino que también había llegado al frente de batalla procedente del este divisiones siberianas preparadas para luchar en el frio. El 2 de diciembre de 1941, los soviéticos lanzaron un contraataque que hicieron retroceder a las tropas alemanas 100 km.

Aparte del invierno ruso, la razón por la cual Moscú no cayó se debe a dos errores fatales cometidos por Hitler y el alto mando alemán: 1) la intervención alemana en grecia para ayudar a los italianos en abril de 1941 demoró el inicio de la Operacion Barbarroja un mes; 2) la orden impartida por Hitler de desviar al 2º Grupo Panzer hacia el sur para tomar Kiev hizo demorar otros 25 días más el avance alemán hacia el este. Sino hubiera sido por estos dos contratiempos, los teutones hubieran tomado Moscú casi dos meses antes de la llegada del crudo invierno. En temperaturas normales con buen tiempo, los alemanes hubieran contado con todo el apoyo de la Luftwaffe, y todas las unidades blindadas.