Pages

Thursday, July 9, 2009

Culturas Preincaicas

Las culturas preincaicas fueron aquellas civilizaciones que se originaron antes que los Incas pudieran organizarse en torno a un Estado y formar un imperio dominante. Las culturas preincaicas se desarrollaron antes de 1438 d. C. y alcanzaron un ponderable grado de desarrollo. Algunos de los focos preincaicos más importantes fueron: en el territorio peruano se destacaron las culturas Mochica, Chimú, Nazca, y Tiahuanaco; en Colombia, la cultura Muisca; en el área del Noroeste Argentino se desarrollaron las culturas Tafí, La Aguada, Condorhuasi, Cienaga, y La Candelaria.

Todas estas culturas preincaicas eran culturas agroalfareras. Esto quiere decir que cultivaban la tierra y desarrollaron la industria de la alfarería. También la industria textil fue importante, sobre todo en la cultura Nazca, y algunas de ellas practicaban la agricultura intensiva, la cría de animales (llamas, vicuñas, alpacas) y poseían sistemas de irrigación. Se caracterizaron por haberse organizados alrededor de sociedades estratificadas, practicando religiones politeistas.

En épocas primordiales, durante el proceso de poblamiento de América, las primeras sociedades eran nómades, ya que vivían de la caza y de la recolección de frutos silvestres. Estas sociedades eran simples, ya que no estaban estratificadas: todos eran cazadores bajo el mando de un jefe. Con el desarrollo de la agricultura y la ganadería, el hombre pasa de ser nómade a ser sedentario. Esto quiere decir que deja de recorrer extensos territorios en busca de la presa y se asienta en un lugar permanente para recoger el fruto de la tierra que cultivaba.

Con la cosecha surgió la necesidad de los recipientes para almacenarla; esto llevó al desarrollo de la alfarería. Al disponer de alimentos almacenado, en forma de grano envasado en vasijas, o en forma de ganado en pie, el hombre dispuso de más tiempo y pudo proyectar e idear, especializandose en otras actividades; así surgió la industria textil. Con la población en crecimiento arraigada a un solo lugar emergió la necesidad de normalizar la conducta de los individuos para una mejor convivencia y coordinar las actividades diarias; de esta manera surgió también la religión institucionalizada en torno a un Estado incipiente. Las sociedades preincaicas no solamente se especializó para realizar las diferentes tareas, sino que se estratificó.