Wilhelm Keitel

Thursday, July 30, 2009

Wilhelm Keitel (1882-1946) fue un Mariscal de Campo alemán. Nació en Helmscherode, Baja Sajonia, Alemania, el 22 de septiembre de 1882. En 1901 se enlistó en el Ejército Alemán y un año más tarde tenía el rango de Sub-Teniente con destino en el Regimiento de Artillería 46º.

Al comenzar la Gran Guerra Keitel había alcanzado el rango de Capitán. Durante este conflicto armado luchó en el frente occidental con el Regimiento de Artillería 46º. Durante los encarnizados combates en Flanders, en septiembre de 1914, Keitel fue gravemente herido por las esquirlas de munición de artillería enemiga. Sin embargo se recuperó y continuó prestando servicio en el mismo frente de batalla. Luego de la Primera Guerra Mundial, permaneció en el ejército.

En 1919 Wilhelm Keitel fue miembro de los Freikorps, grupo de oficiales organizados para defender a Alemania de los intentos de los violentos grupos de ultra-izquierda de tomar el gobierno. En enero de 1933, cuando Adolfo Hitler asumió el poder, un viejo amigo de Keitel, Werner von Blomberg, fuen nombrado Ministro de Defensa. Luego Blomberg le presentó al Führer. Keitel tuvo una muy buena impresión de él y desde ese momento se convirtió en uno de los más fieles seguidores.

En Febrero de 1938, Keitel fue nombrado Comandante en Jefe del Alto Comando de las Fuerzas Armadas e hizo nombrar a su amigo Heinrich von Brauchitsch Comandante en Jefe del ejército. Keitel fue uno de los planificadores de la invasión de Polonia en septiembre de 1939. Debido al éxito de este ataque, Hitler lo ascendió a Mariscal de Campo en 1940.

Aunque Keitel nunca contradijo al Führer, le aconsejó en 1941 que no atacara a Rusia, ya que estaba convencido de que la Operación Barbarroja sería un fracaso. Pero el gran éxito en su fase inicial de esta operación militar degastó tanto su autoridad frente a Hitler a un punto tal que Keitel ofreció su renuncia, pero el Führer la rechazó.

Luego del fracasado intento de asesinar a Hitler de julio de 1944, Keitel fue miembro de la Corte de Honor del ejército que dictó sentencias a varios oficiales implicados en la conspiración. Keitel también fue responsable de firmar muchas órdenes militares que infringieron las reglas de la guerra convencional. Una de esas órdenes fue la de ejecutar inmediatamente a los pilotos franceses capturados en el frente ruso que luchaban para la Unión Soviética. También permitió a las SS de Himmler proceder como ellos deseacen. También ordenó a los comandantes alemanes de fusilar a los oficiales del partido comunista capturados en Rusia.

El 9 de mayo de 1945, Keitel firmó la rendición alemana a la Unión Soviética. El 13 de mayo de 1945, fue arrestado y acusado de crímenes contra la humanidad y de conspirar contra la paz. En 1946, fue procesado en los juicios de Nuremberg. Dijo que sólo seguía órdenes como todo buen soldado. Sin embargo fue declarado culpable de todos los cargos contra su persona y sentenciado a la pena de muerte. Wilhelm Keitel fue ahorcado el 16 de octubre de 1946.