Hans Philipp

Monday, August 24, 2009

Hans Philipp (1917 - 1943) fue un piloto alemán de la Segunda Guerra Mundial. Fue uno de los grandes ases alemanes de la historia. Voló en más de 500 misiones de combate y logró abatir a 206 aeronaves; 177 en el frente ruso y 29 en el frente occidental.

Hans Philipp nació en Meissen, Sajonia, Alemania, el 13 de marzo de 1917. Terminó la escuela secundaria en 1935 y en 1936 se enlistó en la Luftwaffe. Destinado al Escuadrón JG 76, Philipp tuvo su bautismo de fuego en la campaña de Polonia, en septiembre de 1939, derribando su primer avión enemigo, piloteando un Messerschmitt Bf 109. Luego fue transferido al Escuadrón JG 54 y se le asignó un nuevo caza, un Focke-Wulf Fw 190. Luchó en la Batalla de Francia en mayo de 1940 y aumentó su marcador a 20 aviones derribados por lo cual fue condecorado con la Cruz de Caballero. Durante la primera mitad de 1941, participó de la campaña de los Balcanes.

En junio de 1941, Hans Philipp fue transferido al frente ruso junto con su unidad para participar de la Operación Barbarroja. En este teatro de operaciones, su marcador aumentó considerablemente. Luego de alcanzar su victoria aérea número 55, fue condecorado con las Hojas de Roble de la Cruz de Caballero. El 31 de marzo de 1942, abatió la 100ª aeronave, recibiendo las Espadas (Schwerten) de la Cruz de Caballero.

Philipp fue transferido en abril de 1943 al Escuadrón JG 1 con asiento en Alemania y asignado a la defensa del Reich para luchar contra los bombarderos aliados y sus cazas escoltas que tenían como objetivo las ciudades alemanas de Hamburgo, Bonn, Dresden y Bremmen. El 8 de octubre de 1943, cuando ya había obtenido 205 victorias aéreas, Hans Philipp derribó su última aeronave enemiga, un caza norteamericano P-47 Thunderbolt, mientras él y su escuadrón se batían en un duelo mortal contra una gran flota de 156 bombarderos de la 8ª Fuerza Aérea más unos 200 aviones cazas escoltas que se dirigían a la ciudad alemana de Bremen. Fue en esta última batalla aérea, luego de abatir al P-47, cuando Hans Philipp fue derribado por un caza aliado. Pudo saltar en paracaida pero, gravemente herido, murió mientras descendía.