Heinrich Ehrler

Sunday, August 23, 2009

Heinrich Ehrler (1917 - 1945) fue un as alemán de la Segunda Guerra Mundial. Prestó servicio en la Luftwaffe desde 1940 hasta 1945. Con más de 400 misiones de combate, Ehrler logró abatir a 208 aeronaves enemigas, piloteando un Messerschmitt Bf 109, un Focke-Wulf Fw 190, y un Messerschmitt Me 262. Pasó desapercibido ya que la mayor parte de la guerra luchó en el frente norte (Finlandia y Noruega), enfrentándose con aviones soviéticos y aliados.

Heinrich Ehrler nació en Oberbalbach, Nordbaden, Alemania, el 14 de septiembre de 1917. En 1935 se enlistó en la Wehrmacht y luchó en una unidad antiaérea en la Guerra Civil Española. En marzo de 1939 comenzó su curso de piloto en la Luftwaffe. Al finalizar el mismo fue destinado al Escuadrón JG 77 con base en el norte de Noruega. En mayo de 1940 Ehrler tuvo su bautismo de fuego, derribando un bombardero inglés Blenheim. En Enero de 1942 el Escuadrón JG 77 fue reestructurado y se convirtió en el JG 5. Su segunda victoria aérea fue registrada el 19 de Febrero de 1942.

En julio de 1942, luego de obtener su victoria aérea número 11, Heinrich Ehrler fue ascendido a Teniente y nombrado jefe de escuadrilla. El 4 de septiembre de ese año, luego de habersele contabilizado 64 aviones enemigos abatidos, fue condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. En junio de 1943 fue ascendido a Capitán. El 25 de mayo de 1944 derribó 9 aeronaves enemigas en un solo día, aumentando su marcador a 155 victorias y fue condecorado con las Hojas de Roble.

En noviembre de 1944, la Real Fuerza Aérea británica lanzó un incursión de bombarderos para atacar al acorazado alemán Tirpitz. Debido a un problema de comunicación entre la Luftwaffe y la Kriegsmarine (marina de guerra), Ehrler no pudo entender el mensaje de alerta, previniendole sobre el inminente ataque al Tirpitz. Al entender que era otro el blanco del ataque (la base de Alta), Ehrler tomo un curso equivocado y no pudo impedir el hundimiento de la nave alemana. Debido a este mal entendido, fue procesado por una corte marcial y sentenciado a 3 años de prisión militar, lo que no le impedía seguir piloteando.

Luego de haberle retirado de su comando, Ehrler fue transferido el 27 de Febrero de 1945 al Escuadrón JG 7 con base en Alemania, y fue asignado a un Messerschmitt Me 262. Piloteando este caza jet, elevó su marcador a 208. El 4 de abril de 1945, durante una de estas misiones, luego de haber derribado dos bombarderos B-17, Heinrich Ehrler quedó sin municiones, pero al observar que había un tercero, lo embistió a toda velocidad su jet Me 262 contra el B-17. Ambas aeronaves estallaron en el aire.



Heinrich Ehler (centro) junto a Theodor Weissenberger (izquierda) y Rudi Müller (derecha)