Helmut Lipfert

Saturday, August 29, 2009

Helmut Lipfert (1916 -1990) fue un piloto alemán que luchó en la Segunda Guerra Mundial. Fue uno de los grandes ases de la historia, habiendo registrado un total de 203 aviones enemigos abatidos y 687 misiones de combates. Lipfert pasó la mayor parte de la guerra en el frente ruso. Fue condecorado con la Cruz de Hierro, la Copa de Honor de la Luftwaffe (Ehrenkopal der Luftwaffe), la Cruz Alemana en Oro, la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro, y las Hojas de Robles de la Cruz de Caballero.

Helmut Lipfert nació en Lippelsdorff, Alemania, el 6 de agosto de 1916. En su juventud aprendió a pilotear planeadores. En 1937 se enlistó en el Ejército Alemán, pero en 1941, pidió ser transferido a la Luftwaffe. Luego de pasar el período de entrenamiento como piloto militar, Liptfert fue destinado al Escuadrón JG 52 con base en el frente ruso en diciembre de 1942. Su primera victoria aérea tuvo lugar el 30 de enero de 1943, abatiendo un caza soviético Lavochkin La-5 en el sur de Rusia.

En septiembre de 1943 Lipfert fue nombrado comandante del Escuadrón JG 52. El 8 de octubre derribó 5 cazas bolcheviques en un mismo día, contabilizando hasta ese momento 34 aeronaves abatidas. El 5 de diciembre derribó 4 más en un solo día, elevando su marcador a 72 y a fines de ese mes a 80. El 5 de abril de 1944 Lipfert fue condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro, y el 11 de abril alcanzó la victoria número 100. En junio de ese año destruyó en vuelo un bombardero norteamericano, Boeing B-17, en el cielo de Tateroi; era su 127ª victoria. Ese mismo mes derribó otro bombardero pesado, pero esta vez un B-24 Liberator en los cielos de Moldavia, Rumania. Su derribo número 150 fue un caza soviético Yakovlev Yak-7 en octubre de 1944.

El 15 de febrero de 1945, Lipfert fue nombrado comandante de grupo del Escuadrón JG 53 con base en Hungría. El 8 de abril de ese año abatió la aeronave número 200. Ocho días más tarde obtuvo su 203ª victoria, derribando un caza Yakovlev Yak-9. Al día siguiente fue condecorado con las Hojas de Robles de la Cruz de Caballero. Luego de la guerra, se convirtió en un maestro de escuela. Helmut Lipfert murió en Einbeck, Baja Sajonia, Alemania, el 10 de agosto de 1990.