Hermann Graf

Monday, August 17, 2009

Hermann Graf (1912-1988) fue un piloto alemán de la Luftwaffe. Luchó en la Segunda Guerra Mundial y llegó a ser uno de los mejores ases en la historia de la aviación militar. Se le acredita 212 aviones abatidos, 202 de ellos en el frente ruso.

Hermann Graf nació en Engen, Baden, Alemania, el 24 de octubre de 1912, en el seno de una familia modesta. Luego de terminar sus estudios primarios, Graf hizo un curso de cerrajero. A pesar de jugar muy bien al fútbol, se entrenó como piloto de planeador y en 1936 se enlistó en la Luftwaffe, concluyendo su período de instrucción en 1938 con el grado de sub-oficial. En mayo de 1939 fue destinado al Escuadrón JG 52.

Al estallar la guerra, Graf no participó de la campaña de Polonia; solo realizaba patrullas aéreas sorbre la frontera con Francia. Tuvo su bautismo de fuego en mayo de 1941 durante la campaña militar de los Balcanes, aunque las misiones que realizaba era de ataque a tierra. Graf obtuvo su primera victoria aérea durante Operación Barbarroja el 4 de agosto de 1941, derribando un caza soviético Polikarpov I-6 mientras piloteaba un Messerschmitt Bf 109 escoltando a los Junkers Ju 87 en una misión de bombardeo sobre Kiev.

A principios de 1942, Hermann Graf ya había derribado 45 aviones bolcheviques. El 23 de marzo de 1942 fue ascendido a capitán de la 9ª Escuadrilla del Escuadrón JG 52. En mayo de ese año contabilizó 48 aeronaves enemigas abatidas en solo tres semanas. En un sólo día, el 14 de mayo, derribó 8 cazas soviéticos.

En 1943, Graf, ya con el rango de Mayor, fue enviado como instructor a una escuela de piloto con asiento en Bordeaux. El 21 de junio de ese año fue nombrado comandante del Grupo Cazas 50, una unidad de vuelo alto creada para combatir a los cazas ingleses De Havilland Mosquitos y los cazas americanos P-51 Mustang. Durante esta misión derribó tres aeronaves más: un caza inglés y dos bombarderos B-17. En octubre de ese año, fue ascendido a Coronel y comandante del Escuadrón JG 11 y asignado a la defensa de Alemania.

El 29 de marzo de 1944, Graf abatió un P-51, pero luego colisionó con otro. Pudo saltar en paracaidas, pero tuvo que pasar algún tiempo en el hospital. Hacia finales de la guerra, Alemania había perdido el poderío aéreo. Sin embargo, antes de rendirse a los aliados el 8 de mayo de 1945, Graf ya había derribado 212 aeronaves enemigas. Junto con su escuadrón fue transferido a manos soviética. Debido a su gran prestigio como as de guerra, Graf fue individualizado por los comunistas y encarcelado sin juicio previo. Pasó casi cinco años en una prisión soviética hasta que fue liberado el 29 de diciembre de 1949. Luego de su liberación y de regreso en Alemania, se convirtió en vendedor de una firma de productos electrónicos. Hermann Graf murió en su pueblo natal de Engen el 11 de abril de 1988.