Anton Hafner

Tuesday, September 1, 2009

Anton Hafner (1918 - 1944) fue un as alemán de la Segunda Guerra Mundial. Prestando servicio en la Luftwaffe logró derribar 204 aviones enemigos, realizando 795 misiones de combate. La mayor parte de sus victorias fueron obtenidas en el frente ruso, piloteando un caza Messerschmitt Bf 109 G-6 y un Focke-Wulf Fw 190. Fue condecorado con la Cruz Alemana en Oro, la Cruz de Hierro, la Cruz de Caballero y las Hojas de Roble.

Anton Hafner nació en Erbach, Wüttemberg, Alemania, el 2 de junio de 1918. En su juventud aprendió a pilotear planeadores. A fines de 1939 se enlistó en la Luftwaffe y en junio de 1941, luego de completar su entrenamiento como piloto de avión caza, Hafner fue destinado a la 6ª Escuadrilla del Escuadrón JG 51 con base en el frente ruso, participando de esa manera de la Operación Barbarroja. Hasta agosto de 1942, logró abatir 60 aeronaves enemigas, por lo cual fue condecorado con la Cruz de Caballero.

En noviembre de 1942, Anton Hafner fue transferido con su unidad al norte de Africa. En este nuevo escenario su primera victoria aérea, la número 63 en total, fue un caza británico Spitfire de la Real Fuerza Aérea. Luego de haber abatido 82 aeronaves enemigas, su escuadrilla se trabó en combate con una formación de 20 aviones cazas aliados Hurricane y Spitfire. Su aeronave recibió la metralla del fuego enemigo y tuvo que saltar en paracaidas. Al hacerlo, su brazo golpeó con la cola de su avión y debió pasar los próximos meses en un hospital.

En abril de 1943 Hafner retornó a su unidad en el frente ruso y se le asignó una nueva aeronave; un caza Focke-Wulf Fw 190. El 20 de octubre de ese año derribó 5 cazas soviéticos, y el 22 de febrero de 1944, 7 en un solo día, elevando su marcador a 132 victorias aéreas. Después de su victoria aérea número 134, fue condecorado con las Hojas de Roble de la Cruz de Caballero. El 17 de octubre de 1944, cuando llevaba ya 203 aviones enemigos abatidos, derribó un avión más en un intenso combate aéreo, un caza Yak-7, aumentando su marcador a 204; sin embargo, mientras realizaba las maniobras aéreas durante un combate con otros dos cazas rusos, Anton Hafner se estrelló contra las copas de unos árboles, y murió de esa manera.

De los 204 aviones derribados por Hafner, 187 fueron en el frente ruso y 20 en el frente occidental, entre ellos P-38 Lightnings. Uno de los pilotos de estos cazas estadounidenses era Norman L. Widen, quien pudo arrojarse en paracaidas y fue llevado como prisionero a la unidad aérea de Hafner. Vencedor y vencido se dieron la mano, y en reconocimiento de haber sido superado limpiamente en el combate aéreo, Widen se quitó las alas de plata de su uniforme y se lo obsequió al piloto alemán, quién se comprometió visitar a Widen en su país natal una vez que terminase la guerra. Aunque Anton Hafner murió en acción antes del fin del conflicto armado, su hermano Alfons Hafner se contactó con Widen en 1960 y lo visitó en los EEUU.



Anton Hafner y Norman Widen