Max-Hellmuth Ostermann

Monday, September 21, 2009

Max-Hellmuth Ostermann (1917 - 1942) fue un as alemán que luchó en la Segunda Guerra Mundial como piloto de avión caza en la Luftwaffe. Ostermann logró abatir un total de 102 aeronaves enemigas confirmadas, volando más de 300 misiones de combates. 94 fueron derribadas en el frente ruso y 8 en el frente occidental. Debido a su valor y audacia, fue condecorado con la Cruz de Hierro y la Cruz de Caballero con Hojas de Robles y Espadas.

Max-Hellmuth Ostermann nació en Hamburgo, Alemania, el 11 de diciembre de 1917. Se enlistó en la Luftwaffe en marzo de 1937. Luego del período de entrenamiento, fue destinado al Escuadrón ZG-1 de cazas pesados (Zerstörergeschwader), asignándosele un Messerschmitt Bf 110. Tuvo su bautismo de fuego en la campaña militar de Polonia en septiembre de 1939. Hacia fines de marzo de 1940 fue transferido al Escuadrón JG 54 (Jagdgeschwader) de aviones cazas para pilotear el Messerschmitt Bf 109. En Mayo de 1940 participó de la Batalla de Francia, derribando sus primeros aviones enemigos.

En el frente ruso, Ostermann participó de la Operación Barbarroja a partir de junio de 1941. Para la primavera de 1942, ya había derribado 40 aviones bolcheviques. Piloteado por un piloto experimentado los cazas rusos I-15 e I-16 eran muy peligrosos en combates aéreos debido a su maniobrabilidad. La táctica empleada por los pilotos alemanes para contrarestar esto era la de atacarlos desde arriba, aprovechando la velocidad del Messerschmitt Bf 109. Sin embargo, Ostermann era uno de los pocos pilotos que los enfrentaba volando a la velocidad de los cazas rusos para luego ganarles en la maniobra. En mayo de 1942, obtuvo la 100ª victoria aérea.

El 9 de agosto de 1942, Max-Hellmuth Ostermann fue abatido cerca de Amossovo mientras se enfrentaba con 4 cazas soviéticos. Murió a la edad de 24 años, con honor en el campo de batalla aérea.