Batalla de Guam (1944)

Thursday, November 5, 2009

La batalla de Guam fue una batalla por la recuperación de la isla de Guam que había caido en manos japonesas en diciembre de 1941. Fue librada entre la Infantería de Marina de los EEUU y las tropas japonesas desplegadas en la isla y tuvo lugar del 21 de julio al 8 de agosto de 1944 en la isla de Guam, islas Mariana, durante la Segunda Guerra Mundial, en el teatro de operaciones del Pácifico. El resultado de la batalla de Guam fue una victoria de los estadounidenses quienes lograron aniquilar al enemigo.

Guam es la isla más grande del grupo de las Marianas. Desde 1898 había sido una posesión norteamericana. Luego del ataque japonés a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, la Armada Imperial Japonesa invadió la isla el 11 de diciembre, destruyendo la guarnición militar estadounidense allía estacionada y sometiendo a maltrato a sus habitantes. Sin embargo desde agosto de 1942 la Armada de los EEUU había estado a la ofensiva, habiendose liberado las islas Salomón (Guadalcanal, Tulagi, Savo), islas Gilberts (Tarawa), y la isla Saipán de las Marianas.

Los estadounidenses habían infligido a la Armada Imperial Japonesa dos catastróficas derrotas en la batalla de Midway y la batalla del Mar de Filipinas hundiendoles cinco portaaviones y derribando unos 700 aviones de combate. Esto le otorgaba a los norteamericanos supremacía aérea absoluta.

La misión de reconquistar la isla le fue encomendada a la 3ª División de Infantería de Marina, la cual desembarcó en un sector de playa ubicado en el centro y al oeste de la isla a las 08:30 horas de la mañana del 21 de julio; y la 1ª Brigada Provisional de Infantería de Marina, que desembarcó más al sur y también en la costa oeste y al mismo horario. En horas de la tarde, en el mismo sector donde desembarcaron la 1ª Brigada Provisional, lo hizo la 77ª División de Marines. La isla estaba defendida por 18.500 soldados japoneses fanatizados, atrincherados en casamatas, fortines, y cuevas.

La batalla de Guam fue cruenta y feroz. Los marines debían avanzar lentamente, ya que tenían que localizar las cuevas desde donde los nipones les tiraban con todo, y luego aniquilar o extraer al enemigo de esos agujeros en las colinas. Nuevamente el lanzallamas, la granada de mano, y los explosivos jugaron un papel fundamental para aplastar al feroz enemigo. Luego de más de tres semanas de lucha sin cuartel, el 8 de agosto, 485 japoneses que quedaban vivos de los 18.500 se rindieron a los norteamericanos. Luego de la batalla de Guam, se construyó una base aérea desde donde despegarían los B-29 para bombardear las instalaciones militares e industriales japonesas.