Batalla de Manila (1945)

Tuesday, November 10, 2009

Se conoce como batalla de Manila al cruento enfrentamiento bélico entre el Ejército Imperial Japonés y el Ejército de los EEUU en la ciudad capital de las Filipinas, Manila, durante la Segunda Guerra Mundial. Se desarrolló desde el 3 de febrero hasta el 3 de marzo de 1945. La batalla de Manila fue una fase de la campaña militar de las Filipinas y tuvo como resultado la liberación de este país de las fuerzas niponas y la victoria de las tropas norteamericanas bajo el mando supremo del General Douglas MacArthur.

El 31 de diciembre de 1944 terminaba la batalla de la isla de Leyte, a través de la cual los estadounidenses habían reconquistado esta isla, que inmediatamente fue utilizada como una plataforma para la invasión de la isla mayor de las Filipinas: Luzón. El 9 de enero de 1945 se inicia la batalla de Luzón con el desembarco norteamericano en las playas del golfo de Lingayen. Luego de desambarcar en Lingayen, el XIV Cuerpo del 6º Ejército de los EEUU, bajo el mando del General Oscar Griswold, viró hacia el sur para dirigirse en dirección a Manila.

La batalla de Manila se inició entre las 21:00 y 23:00 horas del 3 de febrero de 1945, cuando elementos de avanzada de la 1ª División de Caballería del XIV Cuerpo perforaron las líneas japonesas e irrumpieron en los suburbios de Manila. Los japoneses habían desplegado en la ciudad unos 16.000 efectivos, entre tropas de ejército e infantería de marina, quienes estaban dispuesto a luchar hasta la muerte. Estos efectivos nipones estaban bajo el mando de Iwabuchi Sanji.

En horas de la mañana del 4 de febrero dos batallones de la 11ª División Aerotransportada del 6º Ejército norteamericano penetraban en Manila desde el sur. Luego, a las 13:00 horas del mismo día, también se abrieron paso bajo el fuego enemigo la 37ª y la 31ª División de Infantería. De esta manera, los estadounidenses comenzaron a rodear la ciudad a medida que avanzaban hacia el casco antiguo de Manila, conocido como Intramuros. La batalla de Manila se fragmentó en encarnizados combates calle por calle y casa por casa. La lucha fue terriblemente sangrienta, ya que los nipones no se rendían y había que matarlos como a perros rabiosos. Para irrumpir en un edificio, las armas preferida del soldado de infantería norteamericano era la escopeta 12/70 Browning, la subametralladora Thompson calibre .45 y sobre todo el infalible lanzallamas.

El 22 de febrero, luego de tres semanas de intensos combates, el comandante japonés Iwabuchi Sanji se hallaba atrincherado con los últimos efectivos detrás de las gruesas murallas de Intramuros donde también se encontraban unos 4.000 rehenes occidentales. El asalto al casco antiguo fue la última fase de la batalla de Manila y duró desde el 23 al 28 de febrero. Los norteamericanos recurrieron a la artillería para abrir boquetes en los muros para que la infantería pudiera ingresar al casco antiguo. De los 4.000 civiles que se encontraban allí, 3.000 pudieron ser liberados; los otros 1.000 fueron ejecutados por orden de Iwabuchi.

La batalla de Manila llegó a su fin el 3 de marzo de 1945, cuando el último foco de resistencia nipona, que se encontraba en el edificio de finanzas, fue aplastado por la artillería y lanzallamas estadounidenses.


Batalla de Manila (Documental de la época)