Batalla de Okinawa

Sunday, November 15, 2009

La batalla de Okinawa fue librada por las tropas estadounidenses y el Ejército Imperial Japonés en la isla de Okinawa (Islas Ryukyu), entre el 1 de abril y el 22 de junio de 1945, durante la fase final de la Segunda Guerra Mundial. De todas las batallas libradas en el Pacífico central y oeste, la batalla de Okinawa fue la más intensa y costosa. En Japón también se la conoce como la lluvia de acero. Unos 60.000 hombres del Ejército e infantes de marina norteamericanos desembarcaron en la etapa inicial. El resultado de esta acción bélica fue una victoria de los Estados Unidos. Los japoneses sufrieron 94.400 bajas, y los estadounidenses 45.000.

La ofensiva norteamericana contra el Imperio del Japón había comenzado en agosto de 1942 en las islas Salomón con la campaña de Guadalcanal. Desde ese entonces, la Armada y el Ejército de los EEUU habían reconquistado, isla por isla, los territorios que habían sido invadidos por las fuerzas niponas desde diciembre de 1941. Con la conquista de Iwo Jima (febrero-marzo de 1945), se inicia la invasión a territorio japonés para poner fin a la guerra en el Pacífico. Restaba la isla de Okinawa, la cual sería el trampolín desde el cual se iniciaría el asalto final a Japón.

Para el asalto a Okinawa fue designado el 10º Ejército estadounidense, bajo el mando del Tte General Simon Bolivar Buckner Jr, el cual incluía dos divisiones de la Infantería de Marina de la Armada estadounidense: la 1ª y la 6ª, más la 2ª División de refuerzo en caso de necesidad. En total, la fuerza de asalto, entre ejército e infantería de marina, contaba con 183.000 hombres. Mientras que la fuerza naval de invasión consistía de 40 portaaviones, 18 acorazados, 32 cruceros, 200 destructores, más 400 buques de transporte. Para la defensa de la isla los japoneses contaban con el 32º Ejército Imperial de unos 67.000 hombres, 9.000 infantes de marina de la Armada Imperial Japonesa, más 39.000 soldados reclutas lugareños de la isla, bajo el mando del Tte General Mitsuru Ushijima.

La batalla de Okinawa se inició a en la madrugada del 1 de abril de 1945 cuando el XXIV Cuerpo del 10º Ejército desembarcó, luego de un intenso bombardeo aéreo y naval, en las playas de la costa sudoeste de la isla. A las 14:00 horas del primer día, luego de 5 horas de fiero combate, el XXIV Cuerpo había asegurado la cabecera de playa y avanzado 8 km tierra adentro para luego continuar avanzando en sentido oeste-este.

Mientras tanto, Simon Bolivar Buckner ordenó a la 6ª División de Infantería de Marina proceder con la segunda fase de la operación. Esta desembarcó el 4 de abril en la costa oeste del istmo de Ishikawa para luego seguir avanzando en dos columnas en dirección sudoeste-norteste, hacia la península de Motobu. El terreno aquí era escabrozo y estaba bien defendido por las tropas japonesas quienes ocupaban las laderas de las colinas donde habían contruido casamatas y fortines de concreto. Bajo intenso fuego enemigo los audaces infantes de marinas estadounidenses iban avanzando y consolidando terreno, aniquilando al enemigo incrustados en colinas y barrancos con lanzallamas, lanza cohetes (bazookas), y granadas.

A medida que las tropas norteamericanas avanzaban la resistencia japonesa se tornaba más dura. Uno de los combates más sangrientos de la batalla de Okinawa fue el de la Sierra Kakazu, la cual terminaba en dos picos. Aqui los japoneses estaban ocultos en cuevas donde habían montado sus nidos de ametralladoras y morteros. Desde aquí los nipones lanzaron una contraofensiva feroz que hicieron retroceder a las tropas del XXIV Cuerpo. Sin embargo, la 27ª División de este Cuerpo, bajo el mando del General Hodge logró detener el contraataque e inmediatamente lanzó a sus hombre al ataque protegidos con andanadas de artillería a 1 km por delante de la línea de avanzada. Un nuevo ataque a la Sierra Kakazu llevada a cabo por esta unidad no tuvo éxito y debió retroceder con la pérdida de unos 1.000 hombre.

La 1ª División de Infantería de Marina reemplazó a la 27ª División de Infantería de Ejército en la misión de tomar la Sierra Kakazu. Los marines, reforzados con la 96ª División de Ejército, logro tomar la cresta cónica de la Sierra Kakazu el día 13 de mayo. Los japoneses no se rendían y era necesario aniquilarlos totalmente. Sólo se encontraron cuerpos mutilados y carbonizados dentro de las cuevas y casamatas.

La batalla de Okinawa se ganó a un alto costo. Entre las bajas estadounidenses figura su comandante el Tte General Simon Bolivar Buckner Jr, quien murió en acción con el fuego de la artillería enemiga.

Mapa de la batalla de Okinawa (desembarco y avance)



Desembarco y avance de la 6ª División de Marines en Okinawa



Marines de la 1ª División en Sierra Kakazu