Los Chindits

Wednesday, November 18, 2009

Los Chindits fue una fuerza especial británica que luchó en Birmania y la India desde 1943, durante la campaña militar de Birmania en la Segunda Guerra Mundial. Este grupo especial de penetración de largo alcance estaba intensamente entrenado para operar en profundidad detrás de las líneas japonesas. La mayor parte de los combatientes que integraban los Chindits pertenecían al Ejército Británico y a unidades Ghurkas del Ejército Indo-Británico, siendo el normbre reglamentario de la unidad la 77ª Brigada de Infantería India. El personal reclutado en Birmania servía como tropas de reconocimiento del terreno.

Esta fuerza especial conocida como los Chindits fue creada por iniciativa del General Británico Orde Charles Wingate, quien, de acuerdo a su experiencia en Africa, vió la necesidad de contar con un grupo irregular, entrenado para luchar en las selvas y montañas, para cortar las líneas de abastecimiento niponas, llevando a cabo ataques sorpresa en la retaguardia del enemigo. Los Chindits comenzó a formarse en el verano de 1942, tomando como base a la 77ª Brigada de Infantería India. Wingate se encargó personalmente del entrenamiento de las tropas en las selvas de la India central durante el período de lluvias.

Los Chindits estaban organizados en siete columnas, cada una de las cuales estaba compuesta de tres secciones más una extra de apoyo. Aparte de las armas de fuego personales del infante, como el fusil Lee-Enfield y las subametralladoras Thompson, cada sección de los Chindits estaba armada de 3 morteros de 51 mm, 4 fusiles anti-tanques Boys, 2 ametralladora Vickers mediana, 9 ametralladora liviana Bren, abundante granadas de mano, y explosivos para demolición.

La operación militar más importante de la que participaron los Chindits fue la llamada Operación Longcloth, que tenía como objetivo ataque sorpresivos en diferentes puntos de las líneas niponas y al mismo tiempo sabotear la infraestructura del enemigo. Esta acción militar participaron unos 3.000 hombres y comenzó en febrero de 1943 y se extendió hasta abril del mismo año. Con mulas de carga para transportar sus armamentos y raciones de alimento, las columnas de Chindits se internaron en lo profundo de la selva de Birmania. En marzo de 1943, una de estas columnas, bajo el mando del Capitán Calvert demolieron el ferrocarril utilizado por los japoneses en 70 puntos diferentes de las vías. Otras tendieron emboscadas al enemigo, destruyendo compañías enteras. A fines de abril, luego de tres meses y 1.100 km de marcha, regresaban los Chindits de la Operación Longcloth. De los 3.000 hombres que salieron, sólo regresaron 2.182; el resto, 818 hombres, murieron en combate o fueron abandonados en la selvas debido a sus heridadas o enfermedades tropicales.