Operación Ten-Go

Monday, November 16, 2009

La Operación Ten-Go fue una operación naval de la Segunda Guerra Mundial llavada a cabo por la Armada Imperial Japonesa en un intento desesperado por impedir la invasión de la isla de Okinawa por parte de las fuerzas estadounidenses. En esta operación militar, la flota japonesa, encabezada por su buque insignia, el acorazado Yamato, atacó a la Fuerza de Tarea 58 que estaba desplegada en el Pacífico en misión de apoyo a las tropas de desembarco que se encontraban en la primera fase de la invasión de Okinawa (islas Ryukyu).

La Operación Ten-Go tuvo lugar el día 7 de abril de 1945 en el Oceano Pacífico entre las islas japonesas de Kyushu y de Ryukyu, en las proximidades de Okinawa. La Operación Ten-Go fue un ataque suicida de los japoneses, ya que los japoneses sufrieron una derrota demoledora, perdiendo las últimas naves de guerra que le quedaban a Japón.

La reducida flota combinada japonesa consistía de solo 1 super acorazado, el Yamato, 1 crucero, 8 destructores, apoyados por 115 aviones de la base de la isla de Okinawa y piloteados por pilotos Kamikazes. Esta fuerza naval, comandada por el Almirante Seiishi Ito, tenía por misión de abrirse paso a cañonaso a través de los buques de la Fuerza de Tarea 58, llegar a la costa y desembarcar parte del personal que serían utilizados como infantes de marina y utilizar los cañones de los barcos ya encayados como defensa costera. Sin embargo, esta flota no tuvo la oportunidad ni siquiera de entrar en contacto con la flota norteamericana, ya que dos submarinos estadounidenses detectaron la presencia de la fuerza naval japonesa de la Operación Ten-Go en dirección a Okinawa el día 5 de abril.

Alertado de antemano por los submarinos, el comandante de la Fuerza de Tarea 58, el Almirante Marc A Mitscher, ordenó el despegue de los aviones navales de los portaaviones. Más de 300 aviones cazas y torpederos estadounidenses atacaron a la flota japonesa mucho antes de que se acercara a Okinawa. El acorazado Yamato, el más grande del mundo, no pudo resistir este ataque demoledor y luego de dos horas de iniciada las acciónes se hundió en las profundidades del Oceano Pacífico. También fueron hundidos el crucero Yahagi y 4 destructores. Todos los aviones japoneses fueron derribados por la aviación naval y la artillería anti-aérea de la flota norteamericana.