Batalla de Moscú

Friday, February 19, 2010

La Batalla de Moscú fue una batalla librada entre las fuerzas de la Wehrmacht y el ejército rojo en las inmediaciones de Moscú desde el 2 de octurbre de 1941 al 7 de enero de 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Tuvo lugar en una franja de 600 km de ancho de la frontera oeste de la Unión Soviética.

Antecedentes inmediatos de la Batalla de Moscú

El 22 de junio de 1941 Adolfo Hitler había puesto en marcha la Operación Barbarroja, la cual era una operación militar para conquistar la Unión Soviética. El avance alemán había sido arrollador, ya que en un principio los rusos no estaban capacitados militar y materialmente para enfrentar a las altamentes entrenadas y bien armadas huested teutónicas de la Wehrmacht, que utilizaban tácticas modernas de guerra relámpago. En su avance vertiginoso, los alemanes habían ganado varias batallas a los soviéticos, atrapando y aniquilando a ejércitos rusos enteros. En este avance que parecía imparable, los alemanes habían ganado las batallas de Bialystok-Minsk, Kiev, 1ª Batalla de Kharkov, Uman, Smolensk, etc.

Para el 30 de septiembre de 1941 las divisiones de tanques del 2º Grupo Pánzer, bajo el mando de Heinz Guderian, comenzaban el ataque hacia Moscú, avanzando 60 km por día. Sin embargo, el 5 de octubre de 1941, cuando Guderian y sus blindados se encontraban listo para el asalto final a Moscú, Hitler le ordenó que vire hacia el sur y se diriga hacia Kiev para ayudar al Grupo Ejército Sur comandado por Gerd von Rundstedt, a tomar dicha ciudad. Esta orden hizo demorar el asalto final a Moscú dos semanas, lo le dió tiempo a los sovieticos a preparar las defensas de la ciudad capital y a que llegara a Moscú dos divisiones de tropas siberianas, acostumbradas al frió y equipadas para las bajas temperaturas del invierno ruso. Luego de tomar Kiev, el 2º Grupo Panzer había retornado a su posición original dentro del Grupo Ejército Centro, estacionado cerca de Moscú.

Resumen de la Batalla de Moscú

La Batalla de Moscú consistió en dos fases. La primera fase fue la ofensiva estratégica alemana, llamada Operación Tifón, la cual se basaba en dos movimientos de pinzas; un ataque hacia el norte de Moscú, llevado a cabo por el 3º y el 4º Grupo Panzer, para cortar las vías férreas que unían Moscú con Leningrado; el otro hacia el sur de la capital rusa, que fue conducido por el 2º Grupo Panzer de Guderian, mientras que el 4º Ejército de la Wehrmacht avanzó directamente hacia Moscú. Las intensas lluvias otoñales habían hecho de los caminos un fangal que demoró el avance de los blindados alemanes aun más. Hacia finales de noviembre de 1941, el frio comenzó a hacerse sentir, calando hasta los huesos, y los alemanes empezaron a tener problemas logísticos y sólo una tercera parte de sus unidades motorizadas podían funcionar. En los primeros días de diciembre los alemanes se encontraban en las puertas de Moscú, pero el frío era intenso y a las tropas no le llegaban ropa de abrigo, sobre todo calzados adecuados para el hielo.

La segunda fase de la Batalla de Moscú consistió en la defensa estratégica de Moscú llevada a cabo por las fuerzas soviéticas. Se construyeron tres anillos defensivos, que constaban de fosas profundas llenas de combustibles, obstáculos anti-tanques, casamatas de hormigón armado, etc. Debido al intenso frío, más que por las defensas, ya que ni siquiera podían operar las piezas de artillería que se encontraban pegadas por el hielo, el avance alemán se detuvo. Entonces, Divisiones frescas de reservas, traidas de Siberia y otras regiones de Asia, bajo el mando del General Georgy Zhukov, lanzaron una serie de contraofensivas contra las fuerzas teutónicas. Para el 7 de enero de 1942, luego de una feroz lucha, los alemanes habían logrado detener la contraofensiva soviética. El Ejército Alemán debió retroceder 100 km antes de que el frente se estabilizara. A pesar de que los soviéticos evitaron que los alemanes tomaran Moscú por asalto, sufrieron 700.000 bajas, casi el triple del número de bajas sufridas por los alemanes de 250.000.

Mapa de la Batalla de Moscú