Biografía de Kurt Meyer

Wednesday, February 17, 2010

Kurt Meyer (1910 - 1961) fue un oficial alemán de las Waffen-SS y prestó servicio durante la Segunda Guerra Mundial. Luchó en las batallas más importantes de la guerra, incluyendo la batalla de Francia, Operación Barbarroja, y la batalla de Normandía. Meyer fue apodado "Panzer" por sus compañeros debido a su determinación y fortaleza de espíritu. Durante el curso de su carrera, fue condecorado con la Cruz de Hierro 1ª y 2ª Clase y con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con Hojas de Roble y las Espadas; la segunda mayor condecoración al valor que otorgaba el Tercer Reich.

Kurt Meyer nació en Jerxheim, Baja Sajonia, Alemania, el 23 de diciembre de 1910. De origen humilde, su padre fue trabajador de una fábrica y luchó durante la Primera Guerra Mundial. Luego de terminar sus estudios, Meyer también trabajó en una fabrica de ensamblaje y luego en una mina. En 1929 se enlistó en el departamento de policía de Mecklenburg, pero al poco tiempo tuvo que dejar el servicio debido a un accidente; Meyer se cayó del techo de un edificio de dos pisos y sufrío la fractura de 20 huesos, pero se recuperó.

En 1930, Kurt Meyer se enroló en el partido Nazi y en 1931 en las SS (Schutzstaffel). Estuvo destinado primeramente en la 22ª unidad SS-Standarte, pero en 1934 fue transferido a la Leibstandarte SS "Adolfo Hitler". En 1936 fue ascendido al rango de Tte 1º (Obersturmführer). Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, Meyer estaba destinado en una unidad anti-tanque, desempeñandose excelentemente durante la invasión de Polonia en septiembre de 1939. Durante la campaña de Polonia fue herido en el hombro, sin embargo siguió comandando su unidad.

En mayo de 1940, Meyer participó de la invasión de Francia como comandante de una compañía de motociclista, siendo condecorado con la Cruz de Hierro 1ª Clase por su valor. Luego participó de la campaña militar de Grecia (Operación Marita) y en a partir del 22 de junio de 1941 de la Operación Barbarroja en el frente ruso. En 1943, Kurt Meyer fue nombrado comandante del Regimiento 25 Panzergrenadier, perteneciente a la 12ª División SS Hitlerjugend. Desde un tanque Pantera y luego en un tigre I, Meyer comandó su unidad y luchó en la Tercera Batalla de Kharkov y la Batalla de Kursk a mediados de 1943, destacándose siempre por su valentía y por llevar a su unidad al límite del rendimiento.

En 1944, Kurt Meyer estaba destinado en el frente occidental como comandante de la 12ª División Panzer SS Hitlerjugend a partir del 14 de junio, cuando su comandante anterior Fritz Witt fuera muerto por la artillería naval aliada. Esta división luchó con fanática ferocidad contra las divisiones aliadas en los alrededores de Caen, sufriendo muchas bajas.

Del 4 al 9 de julio, Meyer defendió obstinadamente la pista de aterrizaje de Carpiquet, rechanzando olas tras olas los ataques aliados. Ante la posibilidad de quedar atrapado en un movimiento de pinzas, Meyer ordenó a su diezmada división retirarse para tomar posición defensiva en el área de Falaise, especialmente bloqueando la ruta que llevaba a este pueblo francés. Su división había sido reducida de 4.000 a 1.500 hombres. En encarnizada lucha, que incluyó en parte lucha cuerpo a cuerpo, especialmente durante la noche, Meyer fue rodeado por los Anglo-canadienses, quedando atrapado en una situación que se conoce como el bolsón de Falaise. Sin embargo, sus valientes jovenes soldados, lograron abrir una brecha en las líneas enemigas y escaparon del bolsón de Falaise.

En septiembre de 1944, mientras realizaba tareas de exploración con un pelotón de motociclistas de su división en el pueblo Belga de Durnal, Kurt Meyer fue rodeado por una compañía de partisanos belgas y hecho prisionero. Luego fue entregado a las fuerzas estadounidenses. Luego de la guerra, fue enjuiciado por ejecutar a prisioneros canadienses y sentenciado a la pena de muerte. Sin embargo, debido a dudas y a falta de pruebas en el proceso que se le siguió, los ingleses decidieron conmutar la pena, siendo liberado el 7 de septiembre de 1954. Kurt Meyer vivió pacificamente en Alemania, hasta el 23 de diciembre de 1961 cuando murió de un ataque cardíaco en Hagen, Westphalia.