Mortero Granatwerfer 34 de 81 mm

Thursday, March 11, 2010

El Granatwerfer 34 era un mortero alemán mediano de 81 mm utilizado por la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial. Tenía una gran reputación debido a su extrema precisión y su alta cadencia de tiro (con operadores bien entrenados). Junto a la ametralladora MG 34, el Granatwerfer 34 era el arma favorita de la infantería alemana.

El mortero Granatwerfer 34 fue diseñado en 1932 y fabricado desde el año 1934 por la empresa Rheinmetall. El diseño era convencional y simple, pero fabricado con acero de alta calidad. Estaba compuesto de tres partes: cañón, bípode, y placa base. El cañón era liso sin estrías. Aparte de su mecanismo de elevación, el bípode poseía una pequeña rueda transversal para realizar ajustes horizontales, como así también una mira panorámica para ajustes finos. Como la mayoría de morteros de ese tipo, se cargaba el proyectil por la boca del cañón. El mecanismo de ignición o disparo consistía de una aguja percutora ubicada en la recámara en el extremo inferior del cañon. Cuando la munición caía a lo largo del cañón, esta se encendía al hacer contacto con la aguja percutora al final del mismo.

Características técnicas del Granatwerfer 34

Calibre: 81 mm

Longitud del cañón: 114,3 cm

Alcance máximo: 2.400 m

Cadencia de tiro: 15 a 25 disparo/min con operadores bien entrenados

Elevación: 45º a 90º

Transversalidad: 10º a 23º

Peso: 62 kg

Proyectil: granada de 3.5 kg


Mortero alemán de 81 mm Granatwerfer 34