Pages

Friday, April 16, 2010

Batalla de las Ardenas

La batalla de las Ardenas tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial entre el 16 de diciembre de 1944 y el 25 de enero de 1945, en la región de las Ardenas, Bélgica. Fue librada entre las tropas de la Wehrmacht y las fuerzas aliadas durante el crudo invierno europeo. La batalla se desencadenó cuando los alemanes lanzaron una gran ofensiva de invierno, cuyo nombre clave era en alemán Unternehmen Wacht am Rhein, que quiere decir "Operación Alerta en el Rin". Fue la última gran ofensiva puesta en marcha por los alemanes contra de los aliados.

Antecedentes de la batalla de las Ardenas

Luego del fracaso de la Operación Market Garden lanzada por los aliados en septiembre de 1944, Adolfo Hitler decidió poner en marcha una gran ofensiva en el frente occidental, la cual sorprendería a las tropas anglo-estadounidenses desplegadas en Bélgica, Luxemburgo y Francia. El objetivo de este contraataque alemán era fragmentar a los ejércitos aliados (1er y 3ro de EEUU, y 2º Británico) y capturar la provincia belga de Amberes y su puerto. La Operación Wacht am Rhein obligaría a los británicos y norteamericanos a firmar la paz, permitiendo a Alemania de esa manera concentrar todas sus tropas en el frente ruso para detener y vencer al Ejército Rojo. Aunque Hitler estaba convencido que sería una ofensiva exitosa, algunos de sus generales le advirtieron que sería muy dificil obtener una victoria sin contar con supremacía aérea y una buena logística que mantuvieran a los tanques alemanes en movimiento; de esa forma el éxito de la ofensiva dependía de una buena cobertura de nubes, es decir con mal tiempo, que impidiese la buena visibilidad de los pilotos aliados y un reabastecimiento de combustible constante.

Unidades que participaron de la ofensiva de las Ardenas

Para esta gran ofensiva, el comandante alemán Walter Model logró reunir cuatro ejércitos:

1) El 6º Ejército Panzer, comandado por Sepp Dietrich, e incluía a tres divisiones de las Waffen-SS: la 1a División SS Leibstandarte Adolf Hitler, la 3ra División SS Totenkopf, y la 12a División SS Hitlerjugend; el 6º Ejército Panzer tenía la misión de atacar por el norte y tomar el puerto de Amberes.

2) El 5º Ejército Panzer, bajo el mando del General Hasso von Maunteuffel, seguiría la ruta de ataque del centro y tenía como objetivo final la captura de Bruselas.

3) El 7º Ejército, cuyo comandante era el General Erich Branderberger, estaba compuesto por solo cuatro divisiones de infantería y atacaría por el sur; su misión era proteger el flanco izquierdo (sur) del la línea de ataque.

4) El 50º Ejército, comandado por Gustav Adolf von Zangen, se mantendría ubicado estáticamente al norte de las Ardenas para detener cualquier contraataque de las fuerzas estadounidenses y proteger de esa manera el ala derecha de la línea de ataque.

Resumen de la batalla de las Ardenas

La ofensiva alemana de las Ardenas comenzó a las 05:30 horas de la mañana del 16 de diciembre de 1944 con un masivo y sorpresivo bombardeo de la artillería alemana sobre las posiciones aliadas desplegadas en frente del 6º Ejército Panzer de Sepp Dietrich. Para las 08:00 horas todos los ejércitos alemanes habían iniciado el avance a través de las Ardenas. En el norte, el 6º Ejército Panzer arremetió a través de la brecha de Losheim y la sierra de Elsenborn mientras marchaba en dirección de Lieja. En el centro el 5º Ejército Panzer de von Manteuffel atacó el centro de las fuerzas norteamericanas y luego avanzó hacia Bastogne y San Vith. En el sur el 7º Ejército lo hizo en dirección de Luxemburgo protegiendo el flanco de contrataques aliados.

Durante los primeros días de la ofensiva, los alemanes avanzaron 90 km, aniquilando unidades del 1er y 3er Ejército estadounidenses que encontraban a su paso. La avanzada teutónica creó una gran saliente en la línea del frente. Sin embargo, las divisiones Panzer no pudieron capitalizar el terreno ganado. Para mantener el rítmo de tal ataque arrollador hacía falta mantener un constante suministro de combustible para los tanques Tigres y Panteras alemanes.

Para el 18 de diciembre, debido a la falta de combustible, el ataque alemán practicamente se detuvo y la línea se estabilizó. A pesar de ello, continuaron los feroces enfrentamientos entre las tropas alemanas y norteamericanas, luchando en temperaturas de hasta 20º bajo cero. A muchos soldados se les congelaban los pies, los cuales tenían que ser amputados. Para el 22 de diciembre el tiempo comenzó a mejorar y el cielo se limpió. Esto permitió a la aviación norteamericana operar nuevamente. De esa manera, los P-47 Thunderbolts y P-51 Mustangs comenzaron a ataquar a las columnas de blindados alemanes, causando gran destrucción.

El 1 de enero de 1945, en un último esfuerzo, la Luftwaffe lanzó una operación aérea sorpresa para reimpulsar la ofensiva de las Ardenas y apoyar las tropas de tierra. Esta operación se llamaba Unternehmen Bodenplatte (Operación Placabase). Cientos de aviones aliados fueron destruidos en tierra y en el aire por los cazas de la Luftwaffe. Sin embargo este ataque áreo alemán no prosperó debido al escaso número de aviones alemanes, lo que no hizo mella en la aviación aliada que contaba con unos dos mil aviones cazas y de ataque de todo tipo que se encontraban en las bases de Inglaterra y Francia. Para el 25 de enero de 1945, la ofensiva alemana se había quedado totalmente sin combustible y sin apoyo aéreo; la batalla de las Ardenas había concluido.

Mapa de la batalla de las Ardenas



Batalla de las Ardenas: documental alemán (video)