Expedición al Paraguay

Tuesday, May 25, 2010

Se conoce como Expedición al Paraguay a la campaña militar iniciada por la Primera Junta de Gobierno en septiembre de 1810 y que terminó en marzo de 1811, con el objetivo de instalar en la Intendencia del Paraguay un gobierno revolucionario bajo su autoridad. La Expedición al Paraguay fue una de las tres campañas militares enviadas por la Junta Provisional Gubernativa (Primera Junta) para imponer su autoridad; las otras dos fueron la Expedición al Interior y la Expedición a la Banda Oriental; y si bien fracasó militarmente, sirvió como antecedente para la formación de un gobierno revolucionario en Asunción pocos meses después.

Antecedentes

Tras la Revolución de Mayo, el primer gobierno patrio encarnado en Junta envió a Asunción un representante, el paraguayo José Espínola y Peña, con el fin de convencer a la Intendencia del Paraguay que aceptara el nuevo gobierno de criollos. Sin embargo, su gestión fue adversa ya que un congreso con representación de todas las ciudades y villas convocado por el gobernador Velasco resolvió reconocer al Consejo de Regencia de Cádiz aunque "guardar armoniosa correspondencia y amistad fraternal con la Junta" de Buenos Aires hasta que el rey resolviera.

Expedición

Ante la negativa de los paraguayos, la Junta envió una expedición al mando de Manuel Belgrano, quien partió septiembre de 1810 con 200 hombres que fue aumentando con voluntarios especialmente litoraleños, durante su marcha, al llegar a La Bajada (actual Paraná) contaba ya con 1.000 hombres. El 19 de septiembre de 1810, Manuel Belgrano obtuvo un triunfo en el Combate de Campichuelo, ocupando la posición fortificada de Campichuelo, donde el capitán de urbanos Domingo Soriano del Monje con 13 milicianos se apoyaba con tres piezas de artillería. Después de disparar brevemente sus cañones, los realistas se replegaron y las fuerzas revolucionarias quedaron dueñas de la posición.

Sin embargo, el gobierno del Paraguay disponía aun de una fuerza de 6.000 hombres, la cual se acantonó en Paraguarí. El 19 de enero de 1811, Belgrano lanzó un primer ataque, el cual provó importantes bajas en las filas enemigas, pero la superioridad numérica inclinó la situación en favor del adversario por lo que Belgrano ordenó la retirada hasta el río Tacuarí. El 9 de marzo de 1811 Belgrano contraatacó y consiguió así imponer a los paraguayos un armisticio que resolvió el cese de las hostilidades y la evacuación del ejército patriota. Meses después, el 14 de mayo de 1811, la prédica revolucionaria de Belgrano, durante las conversaciones por el armisticio, surtió efecto ya que un movimiento contrario a los realistas y al gobernador Velasco depuso a este nombrando en su lugar una Junta de gobierno. Cabe destacar la gran valentía del Manuel Belgrano, que sin ser militar ni tener experiencia de combate, había iniciado esta expedición militar al Paraguay que bien le pudo haber costado la vida.