Junta Grande

Monday, May 24, 2010

La Junta Grande fue el gobierno ejecutivo que se formó en las Provincias Unidas del Río de la Plata el 18 de diciembre de 1810 con la incorporación a la Primera Junta de los diputados provenientes del interior. La Junta Grande gobernó hasta el 22 de septiembre de 1811, cuando fue reemplazada por el Primer Triunvirato luego un golpe institucional encabezado por el Cabildo de Buenos Aires. Con este último se instalarían las tendencias centralistas en el gobierno de las Provincias Unidas.

Antecedentes de la Junta Grande

El 27 de mayo de 1810, dos días después de haberse destituido al virrey, el nuevo gobierno criollo representado por la Primera Junta había enviado una circular a los cabildos de las ciudades del interior para que enviaran sus representantes a Buenos Aires, con el fin de sumarse al nuevo gobierno. En diciembre de ese año, casi todos los delegados habían llegado y solicitaron su incorporación.

Presidido por Cornelio Saavedra, el 18 de diciembre de 1810, los miembros de la Primera Junta votaron por la incorporación de los nueve diputados del interior a la misma. Todos votaron a favor, excepto Mariano Moreno y Juan José Paso que eran centralistas. Al día siguiente se prestó juramento, quedando constituida la Junta Grande que, con varios cambios en su composición, gobernando hasta el 22 de septiembre de 1811.

Creación de las Juntas Provinciales

Con la incorporación de los diputados del interior, el nuevo gobierno de la Junta Grande tuvo mayor representatividad. El diputado por Cordoba, el Deán Funes dictó el reglamento del 10 de febrero de 1811, por el cual se crearon las Juntas Provinciales.

El citado reglamento, la primera carta orgánica de la Revolución de Mayo, es de gran importancia por cuanto establecía en cada capital de intendencia una Junta Provincial con autoridad sobre toda la gobernación, integrada por el gobernador intendente designado por el gobierno central de Buenos Aires y cuatro vocales elegidos por los vecinos de cada ciudad. Aparte de la creacion de las Juntas Provinciales, el reglamento del 10 de febrero también disponía la creación de Juntas Subordinadas.

Las Juntas Provinciales se compondrían de cinco miembros, es decir, "el presidente o gobernador intendente nombrado como tal y cuatro vocales que eligiese el pueblo. Las Juntas Subordinadas se establecerían en las ciudades o villas que tuvieran representantes ante Buenos Aires.

La duración de las Juntas Provinciales estarían limitadas hasta la reunión del Congreso General. De esta manera puede decirse que el reglamento del Deán Funes es el primer antecedente de un sistema federal.

Acontecimientos políticos durante el gobierno de la Primera Junta

A mediados de 1811 la situación militar se tornó desfavorable, la derrota de las fuerzas revolucionarias en Huaqui dejó el Alto Perú en manos enemigas e interrumpió el comercio con Potosí. A su pedido, la Junta autorizó a Saavedra a marchar hacia el Norte, para reorganizar el ejército y frenar la posible invasión española. El gobierno quedó así sin su principal autoridad presidido por Domingo Matheu.

En la Banda Oriental, el ejército revolucionario había puesto sitio a Montevideo. El español realista Elío, designado virrey del Río de la Plata, contaba con la flota de Montevideo, con la cual dominaba los ríos y bloqueaba el puerto de Buenos Aires. La Junta abrió ciertas nogociaciones con Elío, pero terminó por rechazar los términos que éste impuso.

La situación fue aprovechada por el cabildo de la capital, obligando a la Junta Grande a negociar su poder con él. Utilizando como excusa el bloqueo, acusó a la Junta de ineptitud por no haber llegado a ningún acuerdo con Elío. Presionando por la prensa y por medio de manifestaciones en la vía pública, algunas de ellas apoyadas por oficiales enemistados con Saavedra, obtuvo que se llamara a una asamblea de "apoderados del pueblo".

Cuando el secretario Campana intentó defender la autoridad del gobierno, fue acusado de haber insultado a los representantes del cabildo, que exigió su renuncia. La Junta, presidida por Domingo Matheu, exoneró a Campana y lo expulsó de la ciudad. Al ser convocadas las elecciones de los apoderados del pueblo, el cabildo hizo elegir también dos diputados por Buenos Aires al Congreso de las Provincias, una idea que parecía haberse dejado de lado, pero que el ayuntamiento recuperó como presión contra la Junta. Fueron electos Feliciano Chiclana y Juan José Paso como diputados, y doce "apoderados"; de éstos, quien más votos había obtenido fue Manuel de Sarratea.

En una reunión con la Junta, del 22 de septiembre de 1811, el cabildo logró que la Junta ordenara la creación de un nuevo gobierno, que sería conocido como Primer Triunvirato, formado por Chiclana, Sarratea y Paso. Los hombres de Buenos Aires creían necesaria la concentración del poder para proceder con energía y celeridad.

La Junta continuó existiendo, transformada en Junta de Conservación de los Derechos de Fernando Séptimo, con la misión teórica de ejercer como poder legislativo. Las relaciones entre ésta y el Triunvirato no estaban bien definidas: cuando la Junta sancionó un reglamento constitucional, el gobierno lo sometió a la decisión del Cabildo de Buenos Aires, dejando en claro que éste era superior a la Junta, y alentando al cabildo rechazarlo. Como la Junta se quejó del procedimiento, simplemente la disolvió oficialmente, en noviembre de ese mismo año.