Real Audiencia de Buenos Aires

Tuesday, May 11, 2010

La Real Audiencia de Buenos Aires fue el más alto tribunal de apelación de segunda instancia de la corona de España en el territorio de la Gobernación y Virreinato del Río de la Plata. Con sede en el Cabildo de Buenos Aires, funcionó desde 1661 hasta 1671 durante el período de la Gobernación, y desde 1782 hasta 1812 durante los períodos del Virreinato del Río de La Plata y Gobierno de la Revolución de Mayo. La Real Audiencia de Buenos Aires ejerció sus funciones en el territorio que no era de competencia de la Real Audiencia de Charcas, es decir, en las intendencias de Buenos Aires, Córdoba del Tucumán, Salta del Tucumán y del Paraguay. Luego de la Revolución de Mayo de 1810 funcionó hasta el 23 de enero de 1812, cuando se la reemplazó por una Cámara de Apelaciones.

La Real Audiencia en la gobernación del Río de La Plata fue creada por el rey Felipe IV mediante Real Cédula del 6 de abril de 1661, siendo su primer presidente Alonso de Mercado y Villacorta, quien no pudo ocupar el cargo porque la Audiencia fue erigida luego de que dejara el cargo de gobernador. El 20 de junio de 1661 se firmó otra Real Cédula que fijó las pautas de su funcionamiento. Fue disuelta por Real Cédula del 31 de diciembre de 1671, que se cumplió el 26 de octubre de 1672. Su segundo presidente fue el gobernador y capitán general maestre de campo José Martínez de Salazar, y los ministros: Pedro de Ovalle, Manuel Muñoz de Cuellar, Juan Ximénez Lobatón y Pedro de Roxas y Luna. Su primer fiscal fue Diego Portales.

Por Real Decreto del 25 de julio de 1782, Carlos III creó la Real Audiencia del Virreinato del Río de La Plata. Fue establecida durante el gobierno del virrey Juan José de Vértiz y Salcedo, el 14 de abril de 1783, como parte del Virreinato del Río de la Plata, que había sido creado el 1 de agosto de 1776. Estaba presidida por el virrey y compuesta por un regente, cuatro oidores y un fiscal. La instalación solemne de la Real Audiencia tuvo lugar el 8 de agosto de 1785, siendo sus primeros oidores: Manuel de Arredondo, Alonso González Pérez, Sebastián de Velazco, Tomás Ignacio Palomeque y el fiscal José Márquez de la Plata. Su territorio comprendía las intendencias de Buenos Aires, Paraguay, Córdoba del Tucumán y Salta del Tucumán y las gobernaciones subordinadas a Buenos Aires de Misiones y Montevideo.