Regimiento de Patricios

Friday, May 28, 2010

El Regimiento de Patricios es el Regimiento de Infantería 1 del Ejército Argentino. El origen de esta unidad militar fue el cuerpo miliciano formado el 15 de septiembre de 1806 en Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, durante las Invasiones Inglesas, respondiendo a la proclama del virrey Santiago de Liniers y Bremond del 6 de septiembre, que invitaba a todos los ciudadanos a armarse contra el enemigo. Allí nació la "Legión de Patricios Voluntarios Urbanos de Buenos Aires", frente a la inminencia del peligro.

El Tte Coronel Don Cornelio Saavedra fue nombrado jefe de la Legión de Patricios Voluntarios Urbanos de Buenos Aires, como así también comandante de su 1° Batallón. Esteban Romero fue electo comandante del 2o Batallón y José Domingo Urién del 3er Batallón. Manuel Belgrano, fue electo sargento mayor y entre otros oficiales se hallaban Feliciano Chiclana, Vicente López y Planes, Gregorio Perdriel y Eustoquio Díaz Vélez. Se eligió como patrono del cuerpo a San Martín de Tours y el 9 de noviembre fue bendecida su bandera en la Catedral de Buenos Aires junto con la del Cuerpo de Arribeños.

Durante la Revolución de Mayo, los Patricios y su comandante Saavedra desempeñaron un papel importantísimo, sobre todo como fuerza disuasoria. La Revolución de Mayo se produjo en el momento elegido por Saavedra, luego que “maduren las brevas”, según su propio decir. Él mismo fue quien designó las guardias para las calles de la Plaza con sus oficiales de patricios que estuvieron a las órdenes de Eustoquio Díaz Vélez. Saavedra asumió la presidencia de la Primera Junta de Gobierno por gravitación lógica y natural de su actuación anterior y elevado prestigio; la propia acta del 25 de mayo fue escrita a puño y letra por un patricio: el subteniente Nicolás Pombo de Otero. Su falta de apoyo al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros fue determinante para su caída. Sus hombres, junto con los llamados chisperos, quienes eran dirigidos por el ex-patricio Domingo French, llenaron la Plaza de la Victoria, actual Plaza de Mayo, para asegurar el voto a favor de una junta integrada en su mayoría por patricios.

El 29 de mayo, sólo 4 días después de asumir el gobierno, la Primera Junta dispuso la creación, en base a los batallones de milicias existentes en Buenos Aires, de los primeros regimientos de infantería de línea, a la vez que anunciaba la futura formación de cuerpos de otras armas. Fue allí que nació el Ejército Argentino, a partir de su embrión principal: la Legión Patricia. De esta forma, entre los regimientos creados el 29 de mayo, se hallaban Regimiento N° 1 de Infantería, que se formó en base al Batallón N° 1 de Patricios. Regimiento N° 2 de Infantería: se formó en base al Batallón N° 2 de Patricios.

Sin embargo, el 16 de noviembre de 1811 los regimientos 1 y 2 fueron unidos, pasando a ser el N° 1 de Patricios, y asumió su jefatura el coronel Manuel Belgrano. El 6 de diciembre de 1811 sus hombres protagonizaron el llamado Motín de las Trenzas, en contra de su nuevo jefe, reclamando conservar su autonomía y el privilegio de elegir a sus comandantes, levantándose contra el Primer Triunvirato. Luego de sofocada esta rebelión, el Regimiento pasó a ser "de línea", y sus soldados fueron condenados a servir en él por muchos años. Todo el control de la fuerza militar pasó al Triunvirato. Esta crisis llevó al gobierno a dispersar sus fuerzas entre otros regimientos. Uno de ellos, que conservaba el número 1, tuvo activa participación en la segunda y tercera campañas al Alto Perú. El mismo regimiento tuvo destacada actuación en las batallas de Tucumán, Salta, Vilcapugio, Ayohuma y Sipe Sipe.

El Regimiento de Patricios participó en la batalla de Caseros formando parte de las tropas del brigadier general Juan Manuel de Rosas. Luego de Caseros, el 1º de línea intervino en la defensa de los intereses porteños en la lucha entablada entre el Estado de Buenos Aires y la Confederación Argentina. A fines del siglo XIX, durante la presidencia de Julio A Roca, el regimiento recuperó su nombre y se le destinó a escolta del Comandante en Jefe del Ejército Argentino. El 28 de junio de 1913, fue trasladado a su emplazamiento en Palermo, ocupando inicialmente instalaciones precarias, construidas con destino a la Exposición Ferroviaria del Centenario. Años más tarde, en el mismo predio fueron levantados los actuales edificios en que se aloja el Regimiento. A mediados del siglo XX recuperó su uniforme original para los actos ceremoniales.

Durante la guerra anti-terrorista de la década de 1970, el Regimiento de Patricios participó de varios enfrentamientos contra las fuerzas ilegales de extrema izquierda que azotaban a la nación con sus ataques a unidades militares, atentados con bombas y asesinatos a dirigentes políticos, sindicales y militares. En abril de 1969 se llevó a cabo uno de los primeros atentados contra instalaciones militares en Argentina: fue atacado el vivac del Regimiento de Patricios en Campo de Mayo, lugar donde la unidad se encontraba realizando actividades de instrucción. Fue una noche, en que la totalidad del personal se encontraba en uso de franco con motivo de la fiesta de Semana Santa, durante la cual un grupo de aproximadamente 25 hombres, con uniformes del ejército y en vehículos similares a los utilizados por la institución, irrumpió en el vivac con la intención de apoderarse del armamento del personal militar. La eficaz acción emprendida por la guardia de prevención, y las prevenciones adoptadas por el llamado segundo jefe del Regimiento, mayor Carlos A. Corral, motivaron que los atacantes se dieran a la fuga, llevándose consigo dos de los setecientos fusiles que allí había.

En el periodo constitucional, el 6 de septiembre de 1973, esta histórica y gloriosa unidad participó en la recuperación del Comando de sanidad del Ejército, tomado por un grupo de guerrilleros, por medio de una fracción a las órdenes del segundo jefe del Regimiento, el teniente coronel Raúl Juan Duarte Ardoy, quien, al anteponerse a sus hombres en el momento del ingreso, recibió el fuego enemigo y fue mortalmente herido. Así se constituyó en uno de los héroes del Regimiento y del Ejército Argentino en el siglo XX. Dos años más tarde, en 1975, el Regimiento de Infantería 1 “Patricios” participó nuevamente en la recuperación del Batallón Depósito de Arsenales 601 Domingo Viejobueno, de Monte Chingolo, provincia de Buenos Aires. Fue ésta la mayor acción guerrillera en la historia argentina, ya que, operando a nivel Batallón mediante la combinación de elementos pertenecientes al ERP y a “Montoneros”, se apoderaron de la Unidad. El Regimiento, ya alertado, al llegar al Batallón recibió un intenso volumen de fuego desde el frente, ocasionando heridas de gravedad al cabo 1º Néstor Rodríguez, quien continuó combatiendo.

Además de los hechos citados precedentemente, el Regimiento de Infantería 1 Patricios participó a través de sus integrantes, en otras acciones con efectivos de menor magnitud, tanto en su jurisdicción, como en la zona de operaciones de la provincia de Tucumán.

Marcha del Regimiento de Patricios