Virreinato del Río de La Plata

Monday, May 17, 2010

El Virreinato del Río de la Plata fue una porción administrativa de los territorios coloniales españoles en América que integraba el Imperio español. Originalmente los territorios que lo componían formaban parte del Virreinato del Perú, pero la gran amenaza portuguesa sobre la Banda Oriental y Colonia del Sacramento y el contrabando convenció al ministro de Indias José de Galvez y Gallardo sobre la necesidad de la creación de un nuevo virreinato. De este modo, el Virreinato del Río de La Plata fue creado provisionalmente el 1 de agosto de 1776 y en forma definitiva el 27 de octubre de 1777 por orden del rey Carlos III.

El Virreinato del Río de la Plata integró los territorios de las gobernaciones de Buenos Aires, Paraguay, Tucumán, Santa Cruz de la Sierra y los corregimientos del Alto Perú y Cuyo. Esos territorios son en la actualidad parte de las repúblicas de Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, y del sur del Brasil. La Intendencia de Puno es en la actualidad parte de la República del Perú. Se disputa si una franja de la costa tropical de Chile integró también el virreinato, lo que no es aceptado por la historiografía chilena. Además incluyó nominalmente las islas de Fernando Poo (hoy Bioko) y Annobón en la actual Guinea Ecuatorial en África, cedidas por Portugal en 1777, aunque falló el intento por colonizarlas. La Revolución de Mayo en 1810, precedida por las de Chuquisaca y La Paz de 1809, puso fin a su unidad y culminó con la segregación de aquellos territorios respecto del poder español.

Pedro de Cevallos fue encargado por la Corona para la creación excepcional del virreinato con sede en Buenos Aires, para lo cual tomó para sí la Real cédula de San Ildefonso el 1 de agosto de 1776. Se le enviaba con la intención de "tomar satisfacción de los portugueses por los insultos cometidos en el Río de la Plata", de modo que su administración sobre el territorio platense y las ciudades de Cuyo incorporadas tendrían en principio un fuerte carácter militar. En ese momento inaugural el Virreinato del Río de la Plata incluyó a todo el territorio que actualmente son los estados brasileños de Río Grande del Sur (llamado por los españoles Río Grande de San Pedro), Santa Catarina y amplias zonas que hoy son parte de Paraná y Mato Grosso del Sur así como pequeños sectores que actualmente corresponden al oeste del Mato Grosso. Ceballos inició su campaña intentando llevar el límite de los territorios portugueses al este de la línea de Tordesillas y para ello los desalojó de las plazas de Colonia del Sacramento, Río Grande y la población de Nuestra Señora del Destierro en la isla de Santa Catalina.

Motivos de la creación del Virreinato del Río de La Plata

¿Porqué se creo el Virreinato del Río de La Plata?: La enorme superficie que abarcaba el Virreinato del Perú dificultaba las tareas de gobierno y, por ese motivo, se segregó gran parte de su territorio para la creación del Virreinato del Río de la Plata. Otros motivos que influyeron en la decisión de efectuar esa separación fueron: la presión portuguesa sobre la Colonia del Sacramento y toda la Banda Oriental, así como todos los otros territorios limítrofes entre hispanos y luso-brasileños; la creciente importancia que iba cobrando Buenos Aires como centro comercial; la importancia del estuario del Río de la Plata como entrada al continente y la defensa de los puertos de Buenos Aires y Montevideo, y las sucesivas expediciones británicas y francesas sobre las costas patagónicas.

Organización territorial del Virreinato del Río de La Plata

1) La primera que va de 1776 a 1782 implicaba la existencia de una sola audiencia y se mantuvieron las gobernaciones, gobiernos y corregimientos con los que se había constituido el virreinato: 4 gobernaciones y 3 corregimientos, quedando bajo su dependencia 5 gobiernos político militares, 20 corregimientos de indios, dos corregimientos de españoles subordinados y una comandancia político militar.

2) A partir de 1782 se aplicó el régimen de gobernaciones intendencias, creándose 8 de ellas a las que se le dio el nombre de provincias y los corregimientos pasaron a ser partidos, ordenándose suprimir los gobiernos político militares. Las intendencias eran: Buenos Aires, Córdoba del Tucumán, Salta de Tucumán, Potosí, Paraguay, Cochabamba, Chuquisaca, Charcas y La Paz. Las gobernaciones militares eran: Montevideo, Misiones, Moxos y Chiquitos. Si bien la máxima autoridad en el virreinato era el virrey, quien representaba al rey en el territorio, al frente de cada intendencia había un intendente. Mientras que la administración de cada gobernación estaba a cargo de un gobernador.

Virreyes del Virreinato del Río de La Plata

Pedro Antonio de Cevallos (1776 - 1778)
Juan José de Vértiz y Salcedo (1778 - 1784)
Nicolás del Campo (1784 - 1789)
Pedro de Melo (1795 - 1797)
Antonio de Olaguer y Feliú (1797 - 1799)
Gabriel de Avilés (1799 - 1801)
Joaquín del Pino y Rozas (1801 - 1804)
Rafael de Sobremonte (1804 - 1807)
Santiago de Liniers (1807 - 1809)