Combate de Las Piedras

Saturday, June 19, 2010

El combate de Las Piedras fue una batalla librada entre la punta de avanzada del ejército realista, comandada por el Coronel Agustín Huici, y la retaguardia del Ejército del Norte, bajo el mando de Juan Ramón Balcarce y Eustoquio Díaz Vélez, durante la Guerra de Independencia de Argentina. Esta batalla de baja intensidad, tipo escaramuza, tuvo lugar el 3 de septiembre de 1812, a orillas del río de las Piedras en la Provincia de Salta, Argentina, 21 días antes de la batalla de Tucumán.

Antecedentes del combate de Las Piedras

Manuel Belgrano había iniciado el Exodo Jujeño el 23 de agosto de 1812 rumbo a Córdoba, como se lo había ordenado el Triunvirato, evitando así enfrentarse con el ejército de Pío Tristán. Durante la marcha hacia el sur, la retaguardia del Ejército del Norte era constantemente hostigada por la avanzada realista, comandada por el Coronel Agustín Huici. El 1 de septiembre de 1812, ésta había pasado por la ciudad de Salta, persiguiendo a los evasivos criollos.

Resumen del combate de Las Piedras

El combate de Las Piedras se inició a las 14:00 horas del día 3 de septiembre de 1812, cuando la punta del ejército realista, compuesta por unos 500 hombres (5 compañías), bajo el mando de los Coroneles Agustín Huici y Llanos, cargó contra la retaguardia del Ejército del Norte compuesta de unos 600 hombres de infantería y caballería. Estas unidades de retaguardia eran comandadas por Eustoquio Díaz Vélez y el Tte Coronel Juan Ramón Balcarce, y apoyados por una parte de la artillería del barón Holmberg.

Alrededor de las 15 horas, en las cercanías del río de Las Piedras, las unidades contrincantes estaban trabadas en una feroz batalla. Dos horas más tarde, la batalla había terminado, siendo la caballería criolla quien hizo la diferencia, poniendo en retirada a las fuerzas realistas. El coronel Huici cayó prisionero y fue trasladado a San Miguel de Tucumán. Esta escaramuza sirvió para levantar la moral de las tropas de Belgrano, quien dos semanas más tarde decidió enfrentar a los realistas de Pío Tristán en Tucumán y no en Cordoba como se lo había ordenado el Primer Triunvirato.