Primera Batalla de El Alamein

Tuesday, July 13, 2010

La primera batalla de El Alamein fue una batalla librada entre las fuerzas del Eje, comandadas por el Mariscal de Campo Erwin Rommel, y las tropas aliadas dirigidas por el General Claude Auchinleck, desde el 1 al 27 de julio de 1942. La batalla tuvo lugar en las cercanías de El Alamein, en el norte de Egipto, durante la campaña del desierto de la Segunda Guerra Mundial. El resultado de este enfrentamiento fue un estancamiento táctico, ya que no hubo ganadores.

Antecedentes de la 1ra batalla de El Alamein

Luego de la derrota sufrida en la Batalla de Gazala en junio de 1942, el 8o Ejército Británico había retrocedido desde la línea de Gazala a Marsá Matrú, aproximadamente 160 kilómetros dentro de la frontera egipcia. El 25 de junio el General Claude Auchinleck, Comandante en Jefe en el Oriente Medio relevó a Neil Ritchie del mando del Octavo Ejército que él mismo asumió directamente. Decidió no buscar una confrontación en la posición de Marsá Matrú: tenía un flanco izquierdo abierto hacia el sur como el que había sido explotado por Erwin Rommel en Gazala. Decidió que era mejor retirarse 161 kilómetros o más hacia el este para acercarse a El Alamein en la costa mediterránea. Solamente a 60 kilómetros al sur de esta zona, las escarpadas laderas de la depresión de Qattara eliminaban la posibilidad del enemigo de rodear el flanco meridional de sus defensas y limitaban la anchura del frente que tenía que defender.

Cuando preparaba las posiciones de El Alamein, Auchinleck libraba intensos combates dilatorios, primero en Marsá Matrú el 26 de junio y después en Fuka el 28 de junio. En el interior, la 2ª División de Nueva Zelanda quedó rodeada por la 21ª División de Panzer en Minqar Qaim. Tuvo éxito en la rotura del cerco durante la noche del 27 de junio y se unió al resto del Cuerpo XIII en la posición de Alamein sin graves pérdidas. Sin embargo, el repliegue del Cuerpo XIII había dejado el flanco meridional del Cuerpo X expuesto en la costa en Matruh y su línea de retirada comprometida.

Los aliados también habían tenido que romper el cerco y en el proceso sufrieron muchas bajas, incluyendo la destrucción de la 29ª Brigada India de Infantería en Fuka. Las fuerzas del Eje, la 90ª División de Infantería Ligera alemana reforzada con elementos de los Regimientos 7 y 9 italianos, capturaron la ciudad antigua de Marsá Matrúh junto con más de 6.000 prisioneros, además de 40 tanques y de una cantidad enorme de suministros.

La posición británica en Egipto estaba en un estado crítico. La derrota de Marsa Matruh había provocado el pánico en el cuartel general británico de El Cairo. En lo que se conoce como "el Miércoles de Ceniza", en el cuartel general británico, en las unidades de retaguardia y en la Embajada Británica, los británicos quemaron frenéticamente documentos confidenciales en previsión de la entrada de las tropas del Eje en la ciudad. El Eje también estimaba que la captura de Egipto era inminente - Mussolini, percibiendo un momento histórico, voló a Libia para preparar su entrada triunfal en El Cairo.

El 30 de junio, el Afrika Korps de Rommel se acercó a la posición de El Alamein. A pesar de la victoria obtenida en Marsa Matruh, las fuerzas del Eje estaban agotadas y no estaban aun completas, pero Rommel confiaba en que podrían avanzar hasta el Nilo. El plan de Rommel era que la 90ª División Ligera 'Afrika', bloqueara la 1ª División Sudafricana (que ocupaba la posición más al norte de El Alamein), mientras que 15ª División Panzer y 21ª División Panzer atacarían pasada la cresta Ruweisat. Sin embargo, la inteligencia del Eje habían fallado al no descubir la presencia de 18ª Brigada India, que había ocupado una posición expuesta en el oeste de la cresta Ruweisat en Deir el Shein la tarde del 28 de junio, después de un apresurado viaje desde Irak.

Resumen de la primera batalla de El Alamein

La primera batalla de El Alamein comenzó el 1 de julio de 1942, cuando la 90ª División Ligera alemana "Afrika" atacó a lo largo de la costa. Luego, a las 10 de la mañana del 1 de julio, la 21ª División Panzer atacó Deir el Shein. Aunque la 18ª Brigada India llevó a cabo una lucha desesperada durante el resto de la jornada, al anochecer los alemanes revasaron sus posiciones. El 2 de julio Rommel ordenó la reanudación de la ofensiva, intentando que el Afrika Korps se dirigiese sobre la cresta Ruweisat para desbordar las posiciones surafricanas en El Alamein.

El 3 de julio, con el XX Cuerpo Italiano Motorizado, Rommel continuó el ataque contra la cresta Ruweisat. Sin embargo, la combinación del fuego de artillería británico y los constantes ataques aéreos detuvieron el avance del Afrika Korps. El día 4 de julio, una encarnizada batalla de tanques entre el Afrika Korps y las 22ª y 4ª Brigadas Acorazadas frustraron los intentos de Rommel de reanudar el ataque. En ese momento El Afrika Korps disponía sólo de 36 Panzers, sus tres divisiones alemanas tenían sólo entre 1.200 y 1.500 hombres cada una, y sus hombres estaban agotados y operando al límite de sus líneas de suministro. Entonces Rommel ordena a las fuerzas del Eje pasar a la defensiva.

Precedido por un bombardeo muy intenso, el 10 de julio la 26ª Brigada Australiana puso en marcha un ataque contra la cresta norte de la estación de Tel el Eisa a lo largo de la costa. Tras siete días de sangrienta lucha, la batalla en el norte por el saliente del Tel el Eisa había terminado. La 9ª División Australiana estimó que al menos 2.000 soldados del Eje había resultado muertos y que se habían capturado más de 3.700 prisioneros de guerra (la mayoría italianos) en la batalla por Tel el Eisa.

Mientras que las fuerzas del eje se atrincheraban, Auchinleck desarrolló un plan para atacar la cresta Ruweisat, cuyo nombre en clave era Operación Bacon. El objetivo era que la 4ª Brigada de Nueva Zelanda y la 5ª Brigada de Nueva Zelanda se apoderaran de la cresta en un ataque nocturno, después la 2ª Brigada Acorazada y la 22ª Brigada Acorazada avanzarían para proteger a la infantería mientras se consolidaban en la cresta. El ataque comenzó a las 23:00 horas del 14 de julio. Inmediatamente, la 15ª División Panzer lanzó un demoledor contraataque, que expulsó a los neozelandeses de la cresta, quienes sufrieron grandes pérdidas.

Para aliviar la presión sobre la cresta Ruweisat, Auchinleck ordenó a la 9ª División Australiana lanzar otro ataque desde el norte. Sin embargo, de nuevo una situación crítica para las fuerzas del Eje fue salvada con contraataques vigorosos de las fuerzas alemanas e italianas que forzaron a los australianos a retirarse de nuevo a su línea de comienzo con una pérdida de 500 bajas.

El 8o Ejército Británico contaba con una masiva superioridad en material sobre las fuerzas del Eje, ya que tenía más de 300 tanques, mientras que Rommel tenía solamente 38 blindados alemanes y 51 italianos. Aprovechando esta superioridad en material y suministro, Claude Auchinleck puso en marcha, entre el 26 y 27 de julio de 1942, la Operación Manhood en el sector norte en un intento final de quebrar las fuerzas del Eje. Sin embargo, Erwin Rommel montó nuevamente otro contraataque fulminante y los grupos de combate acorazados alemanes desbordaron a los atacantes antes del mediodía. Los británicos y los australianos sufrieron más de 1.000 bajas sin obtener ninguna ganancia.