Pages

Monday, September 27, 2010

Presidencia de Derqui

La Presidencia de Derqui fue el corto período de gobierno constitucional de Santiago Derqui como presidente de la Nación Argentina entre el 5 de marzo de 1860 y el 5 de noviembre de 1861. Sucedió a la presidencia de Urquiza. Los tres hechos políticos más importantes de la presidencia de Santiago Derqui fueron a) la incorporación de la Provincia de Buenos Aires a la República Argentina, luego de la aprovación de las reformas a la Constitución de 1853 sugeridas por la Convención Provincial de 1860; b) los sucesos de San Juan, los que provocaron un nuevo alejamiento entre la Confederación y Buenos Aires; c) la batalla de Pavón, donde las tropas de Mitre vencieron al ejército nacional, comandado por el ex-presidente Urquiza el 17 de septiembre de 1861. Debido a esta derrota inflijida por las tropas de la Provincia de Buenos Aires a las fuerzas federales, el presidente Derqui debió renunciar a su cargo. Le sucedió temporariamente su vice presidente, Juan Esteban Pedernera, quien fue sucedido a su vez en la presidencia por Bartolomé Mitre el 12 de diciembre de 1861.

Cuando Santiago Derqui si hizo cargo del poder ejecutivo el 5 de marzo de 1860, el país se encontraba momentaneamente pacificado. En Buenos Aires se encontraba reunida la Convención que analizaba la Constitución Nacional para sugerir modificaciones, tal como lo estipulaba el Pacto de San José de Flores. Luego de las modificaciones, la Constitución fue solemnemente jurada por el gobierno y el pueblo de la Provincia de Buenos Aires el 21 de octubre de 1860. En el mes de mayo del mismo año, Bartolomé Mitre había sido elegido por la legislatura provincial gobernador de Buenos Aires, nombrando a Faustino Domingo Sarmiento ministro de gobierno.

En esos momentos las relaciones entre la Confederación (República Argentina) y la Provincia de Buenos Aires eran amistosas. En prueba de ello, Mitre invitó al presidente Derqui y a Urquiza, gobernador de la provincia de Entre Ríos, para que se trasladaran a Buenos Aires con motivo de las fiestas julias. Los mandatarios fueron recibidos cordialmente por las autoridades provinciales. Más tarde y para celebrar el 1er aniversario del Pacto de San José de Flores, Urquiza invitó a Derqui y a Mitre a su palacio de San José en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. En amistosas entrevistas, los tres mandatarios se ocuparon de los sucesos ocurridos en la Provincia de San Juan, los cuales provocarían un nuevo alejamiento entre Buenos Aires y la Confederación.

Los Sucesos de San Juan

Bajo la influencia de Urquiza y Derqui, el correntino José Virasoro había sido nombrado gobernador de San Juan. Este mandatario fue resistido por el pueblo sanjuanino, pues no era natural de la provincia. Por su parte el gobierno de Buenos Aires sostenía la candidatura del Dr Antonino Aberastain, quien era amigo del ministro Sarmiento, quien a su vez participaba desde Buenos Aires de los sucesos de San Juan.

A principios de noviembre de 1860, Derqui, Urquiza y Mitre enviaron una nota al gobernador Virasoro, aconsejándole que renunciara a su cargo. Sin embargo, antes que lo hiciera, el 16 de noviembre José Virasoro fue asesinado por los partidarios del Dr Aberastain, quien inmediatamente fue elegido nuevo gobernador por los revolucionarios. Ante el descontento que provocó el episodio en la Confederación, el presidente Derqui decidió intervenir San Juan, designando interventor de aquella provincia a Juan Saá. Antes de tomar esa resolución, Derqui había consultado con Mitre quien finalmente aceptó lo dispuesto.

Sin embargo el Dr Aberastain intentó resistir la intervención, organizando un ejército, pero Saá al frente de sus fuerzas lo derrotó en Pocito el 11 de enero de 1861. El vencedor ordenó la ejecución inmediata de todos los prisioneros incluido Antonino Aberastain. Esto provocó un gran descontento en la Provincia de Buenos Aires. Por su parte Urquiza y Mitre intercambiaron cartas que indicaban un próximo rompimiento.

Rechazo de los diplomas

Cuando las relaciones se tornaban nuevamente difíciles, se efectuó en Buenos Aires la elección de los diputados y senadores que representarían a esa provincia en el Congreso Nacional. Buenos Aires eligió a sus diputados de acuerdo a una ley local que violaba lo dispuesto por la Constitución. En consecuencia el Congreso de la Nación rechazó los diplomas de esos representantes de Buenos Aires, lo que provocó otro gran descontento en la provincia. Ante el curso de los sucesos, esta última y la Confederación iniciaron los aprestos bélicos para emprender una nueva guerra civil, la cual culminó con la batalla de Pavón.

Triunfo de Mitre

En este enfrentamiento las fuerzas de Mitre saldrían victoriosas, obligando al presidente Derqui a presentar su renuncia. El triunfo de Mitre sobre Urquiza al mando de las tropas federales, convirtió a Bartolomé Mitre en la figura política más destacada del momento. Muchos bonaerenses de ideas localistas erróneamente creyeron que había llegado la oportunidad de aplicar sus viejos principios unitarios para que Buenos Aires destruyera el gobierno federal y se impusiera sobre toda la nación. Sin embargo, Mitre, con la grandesa que lo caracterizaba, juzgó que el unitarismo no respondía a la realidad del país y que era conveniente reorganizar las instituciones sobre la base de la Constitución Nacional que había sido aceptada por unanimidad.