Segunda Presidencia de Roca

Saturday, November 6, 2010

Cuando Julio Argentino Roca se hizo cargo de su segunda presidencia (1898-1904), su prestigio político estaba intacto. El mismo se había acrecentado, cuando en su carácter de presidente del Senado había vuelto a ocupar la presidencia en forma temporaria (de octubre de 1895 a febrero de 1896), ya que el Dr Evaristo Uriburu estaba enfermo. Roca fue electo por segunda vez presidente de la Nación con la fórmula Roca-Quirno Costa, del Partido Autonomista Nacional, asumiendo su cargo el 12 de octubre de 1898. Las elecciones presidenciales que lo consagraron ganador se desarrollaron en un clima de tranquilidad política.

De acuerdo con lo dispuesto por la Convención reformadora de la Constitución reunida en 1898, Roca elevó a ocho el número de sus ministros. Los más destacados fueron Joaquín V. Gonzalez (Interior); José María Rosa (Hacienda); Gral Luis María Campos, reemplazado luego por Pablo Ricchieri (de Guerra y Marina); Osvaldo Magnasco (Instrucción Pública); Luis María Drago (Relaciones Exteriores); Emilio Civit (Obras Públicas).

Obra de gobierno de la 2da Presidencia de Roca

Durante los seis años de la 2da Presidencia de Roca prosperaron notablemente la industria y el comercio exterior. Por iniciativa de su ministro de Hacienda, José María Rosa, se sancionó la Ley de Conversión, por la cual se fijó el valor del Peso Moneda Nacional en 44 centavos oro. Roca impulsó las obras públicas con la construcción de puertos, como los de Concepción del Uruguay, Rosario, Paraná, etc, como así también diversas obras de irrigación en las provincias. El ferrocarril extendió sus líneas y las obras sanitarias de la Capital prolongaron sus redes.

El ministro de Guerra de Roca, Pablo Ricchieri, fue el propulsor de la Ley de Servicio Militar Obligatorio, sancionada en diciembre de 1901. La misma establecía la conscripción anual por sorteo de los ciudadanos con veinte años de edad.

Las cuestiones obreras producto de los bajos salarios y las malas condiciones laborales (algo común a nivel mundial en aquella época) dieron origen a fines de 1902 a numerosas huelgas, que amenazaron la tranquilidad y prosperidad de la Nación. Agitadores profesionales de ideologías marxistas y anarquistas se aprovecharon de la situación y organizaron numerosas revueltas. Ésto motivó la sanción de la Ley de Residencia, la que permitía expulsar del territorio de la República a todo extranjero involucrado en actividades subversivas en contra de las instituciones de la Nación Argentina.

Conciente de la mala situación salarial y laboral de los trabajadores, su ministro del Interior, el Dr. Joaquín V Gonzalez, envió al Congreso Nacional un proyecto de legislación de trabajo, el cual fue el comienzo de visibles mejoras de la clase obrera.

Política exterior de Roca

Roca concertó una entrevista con su colega chileno, el presidente Errázuriz, con el fin de solucionar los diferendo de límites con el país transandino. Dicha entrevista se realizó en el Estrecho de Magallanes, frente a Punta Arenas el 15 de febrero de 1899. Roca subió abordo del acorazado O'Higgins para estrechar la mano de su par chileno, y luego éste trasbordó al acorazado Belgrano para saludar al presidente argentino. En ese encuentro también trataron la questión de la Puna de Atacama, donde las dos naciones sustentaron puntos de vistas distintos. El pleito de la Puna fue resuelto ese mismo año por el arbitraje del enviado del gobierno estadounidense William Buchanan. El fallo de Buchanan fue favorable a la Argentina, otorgando a nuestro país 42.000 km cuadrado de territorio, casi dos veces la superficie de la Provincia de Tucumán.

Finalmente, Roca lograría la paz con Chile y la solución casi definitiva de todos los diferendos de límites con ese país mediante la firma de tres convenios. Estos eran conocidos como Pacto de Mayo y se firmaron en la ciudad de Santiago el 28 de mayo de 1902, sometiendo las diferencias de límite al arbitraje de Gran Bretaña. El fallo del rey Eduardo VII tuvo lugar en noviembre de ese año, estableciendo los limites definitivos (excepto el problema del Canal de Beagle) entre los dos paises.

En diciembre de 1902, las naciones americanas fueron conmovidas cuando naves británicas, alemanas e italianas atacaron y bloquearon los puertos de Venezuela, debido a que este país había suspendido los pagos de su deuda exterior con estas naciones. Ante este incidente, el ministro de Relaciones Exteriores de Roca, el Dr. José María Drago, defendió la soveranía de este país americano y declaró que ninguna nación acreedora debe emplear la fuerza de las armas sobre otra para cobrar las deudas. Aunque la pacífica intervención de los EEUU solucionó el problema venezolano, la posición diplomática argentina tuvo repercuciones en el exterior, siendo incorporada a las normas del derecho internacional como Doctrina Drago.