Antonino Pío (Emperador Romano)

Wednesday, December 15, 2010

Antonino Pío (86 - 161) fue el 15o emperador del Imperio Romano y el cuarto de la dinastía Antonina, sucediendo a Adriano en 138 y gobernando hasta el año 161. Pertenecía a la gens Aurelii. Antonino adquirió el sobrenombre de Pío tras acceder al trono y obligar al Senado a deificar a su predecesor Adriano. Su nombre completo era Tito Fulvio Boyonio Arrio Aurelio Antonino Pío.

Nació en Lanuvium, a 32 km de Roma, en el año 86. Antonino Pío era el único hijo de Tito Aurelio Fulvo, cónsul en 89, procedente de Nemauso, (moderna Nimes) y de Arria Fadilla. Cuando su padre murió, Antonino Pío fue educado por su abuelo materno, Arrio Antonino, hombre de gran integridad y cultura. Antonino Pío se casó entre en 115 con Annia Galeria Faustina la Mayor. El matrimonio resultó ser muy feliz. Faustina era la hija de cónsul Marco Annio Vero. Faustina fue una hermosa mujer, conocida en Roma por su sabiduría. Pasó toda su vida ayudando a los pobres y desfavorecidos. Faustina y Antonino tuvieron cuatro hijos, dos niños y dos niñas.

Tras desempeñar con un sorprendente éxito los cargos de cuestor y pretor, obtuvo el consulado en 120. Fue posteriormente nombrado por Adriano como uno de los cuatro procónsules que administraban Italia. Su labor durante su proconsulado en Asia aumentó en gran medida su reputación gracias a su buena conducta. Antonino Pío fue favorecido durante su carrera por Adriano, que lo adoptó como su heredero el 25 de febrero de 138, tras la muerte de su hijo adoptivo Lucio Aelio Vero, con la condición de que el propio Antonino Pío adoptara a Marco Annio Vero, el hijo de la mujer de su hermano, y a Lucio, hijo de Aelio Vero, que después se convertirían en los emperadores Marco Aurelio y Lucio Vero. Una de sus primeras actuaciones como emperador fue convencer al Senado para que concediera honores divinos a su predecesor Adriano, a lo que los senadores se habían negado inicialmente; sus esfuerzos destinados a persuadir al Senado para rendir esta clase de honores a Adriano le valieron el cognomen de Pío.

Gobierno

Antonino Pío hizo construir templos, teatros, mausoleos, pomovió las artes y las ciencias y otrogó sueldos y honores a los maestros de retórica y filosofía. Su reinado transcurrió pacíficamente, a pesar de una serie de disturbios militares que asolaron el Imperio durante su gobierno en Mauritania, Judea y en Britania contra los brigantes, aunque ninguna de estas insurrecciones se consideran de importancia. Antonino Pío mantuvo buenas relaciones con el Senado, en contraste con su predecesor Adriano. Su reinado, junto con el de sus predecesores Trajano y Adriano, y el de su sucesor Marco Aurelio, se conoce como la Edad de Oro del Imperio romano. Estudiosos aseguran que Antonino Pío fue amigo íntimo de Judah haNasi. Según el Talmud (Avodah Zarah 10a-b), el rabino Judah era muy rico y muy venerado en Roma. Mantuvo una estrecha amistad con "Antonino", posiblemente Antonino Pío, el cual le consultaba sobre asuntos mundanos y espirituales.

Tras desempeñar el reinado más duradero desde el de Augusto, (superando en dos meses al de Tiberio), Antonio murió de unas fiebres en Lorium, Etruria, a unos doce kilómetros de Roma, el 7 de marzo de 161. La última palabra que el finado emperador pronunció fue característica de lo que fue su reinado aequanimitas, (ecuanimidad). Su cuerpo fue depositado en el Mausoleo de Adriano y se erigió una columna en su honor en el Campo de Marte, y el templo que él mismo había dedicado a su esposa Faustina en 141 se volvió a deificar en su nombre y en el de Faustina.