Marco Aurelio (Emperador Romano)

Thursday, December 16, 2010

Marco Aurelio (121 - 180) fue el 16vo emperador del Imperio Romano. Tras la muerte de Antonino Pío, ascendió al trono de Romo en el año 161, reinando hasta su muerte en 180. Marco Aurelio fue el 5to emperador de la dinastía Antonina y el último de los llamados Cinco Buenos Emperadores y es considerado como una de las figuras más representativas de la filosofía estoica. Nació en Roma en el año 121, siendo sus padres Marco Annio Vero y Domicia Lucilla. Su nombre original era Marco Annio Catilio Severo, sin embargo luego de ser adoptado por Antonino Pío cambió su nombre por el de Marco Aurelio Antonino Augusto. Fue un emperador vistuoso e íntegro; solo cometió un error, un gran error: nombró heredero para el trono de Roma a su hijo de sangre Cómodo, rompiendo la tradición respetada hasta ese momento por otros emperadores de adoptar como hijo y sucesor una persona capaz.

Cuando Antonino Pío murió el día 7 de marzo de 161, Marco Aurelio aceptó el trono con la condición de que Vero y él fueran nombrados de manera conjunta Augusto. Al comienzo de su reinado, Marco Aurelio siguió el camino de sus predecesores emitiendo numerosas reformas de ley en las que limitaba los abusos de la jurisprudencia civil. Promovió sobre todo medidas favorables para los esclavos, las viudas y los menores de edad; reconociendo las relaciones de sangre en lo que respectaba a la sucesión.

Su gobierno estuvo marcado por los conflictos militares en Asia frente a un revitalizado Imperio parto y en Germania Superior frente a las tribus bárbaras asentadas a lo largo del Limes Germanicus, en la Galia y a lo largo del Danubio. Durante su reinado tuvo que hacer frente a una revuelta en las provincias del Este liderada por Avidio Casio a la cual aplastó. La vuelta del ejército de Vero trajo consigo una plaga, conocida como la Plaga Antonina o la Plaga de Galeno, que se extendió por el Imperio romano entre los años 165 y 180. La enfermedad se tornó en una incontrolable pandemia variedad de la viruela o el sarampión y dañó de manera irreversible las vidas de los dos emperadores de la época. Lucio Vero perdió la vida en el año 169 a causa de esta plaga y Marco Aurelio vio dañada su reputación ya que se dio el nombre de su familia (Antonina) a la plaga.

Marco Aurelio murió el 17 de marzo de 180 en la ciudad de Vindobona (moderna Viena), en compañía de su hijo y sucesor Cómodo. Tras su muerte fue deificado y sus cenizas se transportaron a Roma, donde permanecieron en el Mausoleo de Adriano (moderno Castillo Sant'Angelo). Se construyó además una columna conmemorando sus victorias contra los sármatas y los germanos. A su muerte, Marco Aurelio fue capaz de asegurar la sucesión de su hijo Cómodo, al que nombró César en el año 166 y con el que compartió el gobierno del Imperio desde el año 177. Sin embargo, al final esta decisión se tornaría muy poco afortunada.

La gran obra de Marco Aurelio, "Meditaciones", escrita en griego durante las campañas de la década de 170, todavía es considerada como un monumento al gobierno perfecto.