Alejandro Severo (Emperador Romano)

Tuesday, January 4, 2011

Alejandro Severo (208 - 235) fue el último emperador romano de la dinastía de Severa, reinando entre los años 222 y 235. Sucedió a su primo Heliogábalo luego del asesinato de este último junto a su madre por la Guardia Pretoriana en el año 222. Tras un período de doce años de reinado luchando en las fronteras de oriente y de Germania, Alejandro Severo también fue asesinado, no por los pretorianos sino por sus soldados que se habían amotinado. Su muerte marca el comienzo de un largo período de anarquía en el Imperio Romano conocido como la Crisis del Siglo III.

Alejandro Severo nació en Arca Cesarea (actual Líbano) el 1 de octubre del año 208. Su nombre original de nacimiento era Marcus Julius Gessius Bassianus Alexianus. Era hijo de Marco Julio Gesio Marciano y de Julia Avita Mamea. Fue instruido en todas las artes, derecho y tácticas militares. Consiguieron que emperador Heliogábalo lo adoptara en el año 221 y lo nombrara César como su sucesor legítimo. A partir de este momento adoptó el nombre de Severo Alejandro. Cuando llegó a emperador se le otorgaron los títulos de Augusto y Pater Patriae. Luego del asesinato de Heliogábalo en 222, tanto el senado como el pueblo desearon ver al joven Alejandro en el trono. En ese momento contaba 13 años. Fue proclamado César el 13 de marzo de 222, tan sólo 2 días después de la muerte de su predecesor. Alejandro Sever se casó con Sallustia Barbia Orbiana en el año 225. El matrimonio no tuvo descendencia. Dos años después, Orbiana fue desterrada a África, probablemente por exigencias de Julia Mammaea. Las causas fueron celos y el intento de eliminar una posible rival en el poder, ya que también hizo asesinar a Seius Sallustius, padre de Orbiana, que contaba con muchos apoyos en el ejército.

Durante el reinado de Alejandro Severo los sasánidas empezaron a establecer su nuevo imperio sustituyendo a los partos en la frontera este del imperio romano. Sus tendencias expansivas amenazaron también al imperio romano y a partir de 230 atacaron las provincias de Mesopotamia pasando el Éufrates. Alejandro reunió un ejército para empezar su campaña militar en 231. Las pérdidas eran enormes para ambas partes, por tanto, Ardashir, rey de los sasánidas, decidió retirarse de las provincias recién conquistadas. Alejandro consideró este acontecimiento como una victoria y lo celebró con una marcha triunfal el 25 de septiembre de 233. Un año más tarde, los germanos amenazaron las fronteras al norte del imperio. Alejandro se aproximó con sus tropas. Para ganar tiempo, envió regalos a los enemigos, hecho visto como ofensa por sus propios soldados que habían sufrido los recortes en los gastos militares. En un campamento, cerca de Maguncia, se produjo un motín entre los soldados y asesinaron a Alejandro Severo y a su madre y proclamaron a Maximino el Tracio como emperador. Cuando fue asesinado, Alejandro Severo tenía 26 años.