Diocleciano

Tuesday, January 11, 2011

Diocleciano (244 - 311) fue el emperador romano que puso fin a la época de anarquía conocida como la Crisis del Siglo III. Imperó desde el año 284 al 305. De humilde origen y enérgico, había adquirido prestigio más por su talento administrativo que por sus hazañas militares. Se propuso terminar con el desorden interno y mejorar la defensa de las fronteras ante la amenaza de los bárbaros. Sin embargo su gobierno fue una total autocracia. En lugar de ser considerado el "primer ciudadano", como lo había establecido Augusto, implantó el absolutismo imperial, adoptando las insignias de los déspotas orientales y exigiendo que los súbditos se inclinaran ante su presencia. Estas nuevas costumbres extranjeras representaban una verdadera decadencia y deterioro de las costumbres e idiosincracia romanas occidentales.

Diocleciano nació en Salona, en la provincia romana de Dalmacia (actual Croacia), en el año 244. Su nombre original era Docles. Por su participación en las diferentes campañas militares, fue ascendiendo de rango hasta llegar a ser comandante de caballería durante el gobierno del emperador Caro. Luego de la muerte de éste y de su hijo Numeriano durante la campaña de Persia, Diocleciano fue proclamado emperador por sus tropas. Pero el trono también fue reivindicado por Carino, quien era otro hijo del emperador Caro. Sin embargo, Diocleciano lo derrotó en la batalla del Margus.

Con su ascenso al trono de Roma en el año 284, Diocleciano terminó con la Crisis del Siglo III, ya que era una persona equánime y capaz de imponer el orden y ser relativamente coherente en sus actos de gobierno. En 285, nombró a Maximiano, quien había sido su camarada de armas en el ejército, como su co-emperador con el título de Augusto. En el año 293, Diocleciano decidió compartir aun más el poder nombrando también a Galerio y Constancio co-emperadores con el título de César, formando de esta manera un tetrarquía, o gobierno de cuatro. Cada emperador gobernaría una cuarta parte del imperio.

Diocleciano aseguró las fronteras del Imperio Romano, librándolas de toda amenaza a su poder. Entre los años 285 y 299, en feroces campañas militares consecutivas, derrotó a los sármatas y carpos en el este, a los alemanes en el Danubio, y usurpadores de Egipto. Luego colaboró con su co-emperador Galerio, prestando ayuda en la guerra que éste sostenía contra los sasánidas de Persia, quienes eran los enemigos tradicionales del imperio. Hacia fines de 299 lograron tomar la capital Ctesifon y obtuvieron la paz luego de negociaciones. Luego Diocleciano persiguió a los cristianos entre los años 303 y 311.

Diocleciano estableció nuevos centros administrativos en Nicomedia, Mediolano, Antioquía y Tréveris, puntos más cercanos a las fronteras de lo que estaba la tradicional capital en Roma. El crecimiento burocrático y militar, las campañas militares constantes y los proyectos constructivos incrementaron el gasto del estado e hicieron necesaria una reforma fiscal. Al menos a partir del año 297 el sistema impositivo fue estandarizado de forma más equitativa y con tipos impositivos en general más altos que los que habían imperado hasta entonces. Enfermo y debilitado, Diocleciano abdicó el 1 de mayo de 305, convirtiéndose en el primer emperador romano en dejar voluntariamente su cargo. Desde entonces vivió en su palacio en la costa de Dalmacia, dedicado al cultivo de sus jardines y huertos.

Aunque fue efectivo mientras Diocleciano estuvo al mando, el sistema de la tetrarquía colapsó en el momento en que éste abdicó, sustituyéndose por la lucha por el poder entre Majencio y Constantino, hijos, respectivamente, de Maximiano y Constancio.