Maximiano

Wednesday, January 19, 2011

Maximiano fue emperador romano junto con Diocleciano entre los años 285 y 305, formando parte de la Tetrarquía romana y reinando con el título de "Augusto" la mitad occidental del Imperio Romano junto a su co-emperador y "César" Constancio Cloro.

Marco Aurelio Valerio Maximiano nació en Sirmio, en la provincia romana de Panonia, región del Danubio, en 250. Siendo muy joven se enlistó en el Ejército Romano, destacándose como hábil comandante. Maximiano fue nombrado por el emperador Diocleciano en el año 285 primero César, y al año siguiente Augusto, conviertiendose de esta manera co-emperador y gobernó la mitad occidental del Imperio con Roma como capital. En el año 293, Constancio Cloro fue a su vez nombrado César de Maximiano; es decir, co-emperador y asistente del Augusto de occidente (Maximiano).

Durante su gobierno se embarcó en una serie de campañas militares en Galia y contra las tribus germánicas que amenzaban las fronteras del Imperio. A fines del año 293, Maximiano puso a Constancio al mando de las legiones en el Rin y se dirigió a Mauritania, norte de Africa, para luchar contra grupos bárbaros de esa región, obteniendo varias victorias y poniendo en orden esa parte del Imperio. En el año 305, de acuerdo a lo previamente establecido, Maximiano renuncia como emperador junto a Diocleciano, quien imperaba en la mitad oriental, cediendo el trono y título de Augusto a sus repectivos césares: Constancio Cloro y Galerio.

Sin embargo, hacia fines del año 306, no respetando lo ya acordado con Diocleciano, Maximiano tomó de nuevo el título de Augusto, apoyando la rebelión de su hijo Majencio en Italia. No obstante, en abril de 307 intentó deponer a su hijo y la tensión existente entre ambos hizo que Maximiano huyera a la corte de su yerno y sucesor de Constancio, Constantino, localizada en Tréveris. En el concilio de Carnuntum, que fue celebrado en noviembre de 308, Diocleciano y Galerio obligaron a Maximiano a renunciar a sus pretensiones imperiales, pero dos años después intentaría hacerse de nuevo con el poder mientras Constantino se encontraba de campaña en el Rin. El levantamiento no tuvo éxito a causa de la ausencia de apoyos y Maximiano sería capturado en Marsella, y condenado a muerte por Constantino.